Argentinos del Norte y una “década dorada” de la mano de la familia Villar

Volver a la cancha Historias del deporte roquense

Identificados los tres con Argentinos del Norte, los hermanos Carlos y Raúl repasaron anécdotas. Y coincidieron: “Beto” fue el que más carrera hizo.

Hay varios casos de hermanos que jugaron en un mismo club de fútbol. En nuestra ciudad, por ejemplo, el de los hermanos Villar: Carlos, Raúl y Alberto.

Los tres ganaron popularidad en los años ‘50 y ’60, con la azulgrana del Club Atlético y Social Argentinos del Norte, pero también vistieron otras casacas.

Familia futbolera los Villar. Su padre (Modesto) nació en General Roca y supo jugar en el humilde Honor y Patria en tiempos de potreros, cuando todavía no estaba conformada la Liga Deportiva de Río Negro.

Carlos (77 años) y Raúl (75) aceptaron la charla con La Comuna.

“Yo creo que Alberto fue uno de los mejores cuatro que tuvo la Liga y Argentinos del Norte en aquellos años; un día terminé la farmacia y me vine a los entrenamientos acá a la cancha de Italia Unida (hoy Deportivo Roca) y me agarró Ceijo, me dijo: “podes venir a jugar…?. Ahí volvimos a jugar juntos con Raúl (en el 60 creo que fue) pero él trampeado porque se cambió el apellido en un partido”, repasa Carlos.

“Muestro finado padre fue conserje del club; el túnel que tiene la cancha de Argentinos lo inició nuestro padre; cuando Corbata vino de Huahuel Niyeo a Argentinos (antes había estado en Tiro Federal) iba todos los jueves a casa a comer puchero porque era loco por el puchero. Todo eso porque nuestro padre quiso mucho al club”, suma a la charla Raúl.

P- ¿Los tres hicieron carrera en Argentinos del Norte?

RC- Yo empecé jugando al papi fútbol en el salón de Tiro, ya a los 12 o 13 años me pase a Argentinos del Norte, y en el club jugué mucho con Raúl en la cuarta y tercera, donde fuimos campeones, además de algunos partidos en primera y en otros equipos.

RR- Mi club es Argentinos del Norte, ahí con Alberto ganamos varios campeonatos en los años 60. Empecé de chiquito, con 15 años en primera; ese día mi mamá no me dejaba jugar todavía, la cosa que Zit Formiga me puso, me marcaban Balmaceda y Palacios y les hice cuatro goles. Ahí ya quedé en tercera y empezó todo.

Mi último partido lo jugué a los 32 años (ya la rodilla me dolía mucho), fue contra Deportivo Roca. También tuve un paso como entrenador de inferiores en el Depo.

Carlos y Raúl Villar compartieron su archivo con “La Comuna” en su casa.

Era una época en que la pasábamos bien, el fútbol era divertido; Corradini fue un jugador excepcional”

Raúl Villar, wing izquierdo

“El que más carrera hizo fue Alberto (lástima que no pudo venir a la charla). Incluso salió campeón jugando para Rosario de Puerto Belgrano (Punta Alta) en la liga de Bahía”, coinciden Carlos y Raúl.

P- ¿Algún partido que les venga a la memoria?

RR. Un año vino el Green Cross de Chile y jugamos en la cancha de Tiro Federal, estaba repleto ese estadio; perdíamos 4-1 y lo empatamos 4 a 4. Ese día fue un partidazo. En el equipo de ellos jugaba Honorino Landa (del seleccionado chileno, que en el Mundial de Inglaterra tuvo que atajar porque no tenían más cambios). Ese día “tito” Corradini hizo una jugada descomunal, una pirueta con la pelota en los pies que Honorino se paró en el medio de la cancha y lo aplaudió. Ese equipo chileno que estaba de gira después le ganó a Cipolletti, Atlético Regina y otros más.

RC- Ese día yo estaba trabajando en el Diario Río Negro y se escuchaban los gritos de gol. Me escapé y fui a ver al partido.

P- ¿Cuáles fueron los adversarios que traían complicaciones?

RC- Yo directamente los pateaba, no tenía problemas. Pero una vez en el Km 1099, en una cancha entre las chacras, creo que fue en Godoy, me dieron una patada terrible. Cuando me levante escuche: “que haces, no ves que es un pibe”. No se quién fue el que me pegó todavía; en Argentinos jugaba con nosotros la “pichicata” Cárdenas.

R R- En Circulo Italiano (Regina) jugaba Rojowsky, al lado mío era muy grandote, pero el tipo se me puso al lado y me dijo: “Vos no tengas miedo, vos hace todas las tuyas que yo no te voy a pegar”. En esa época si te daban un sablazo te sacaban del partido seguro.

Raúl usted tuvo una extensa trayectoria, y jugó mucho junto a Alberto. P- ¿Un clásico?

RR- Argentinos del Norte e Italia Unida y Tiro Federal, entre los tres éramos clásicos entre si. Por ahí con Círculo también eran partidos especiales, le ganamos una final muy recordada en el ‘68.

P- ¿Mejores jugadores que vieron?

RCR- El “loco” Sánchez se probó en Buenos Aires, quedó, pero no quiso quedarse, era buen arquero, al igual que Poggi. Raúl López que se fue a Banfield también era bueno; pero “tito” Corradini era excepcional, lo habían quebrado y quedó en Independiente igual, pero no pasó la prueba médica.

P- ¿La mejor cancha Carlos?

RC- La de Tiro era linda, pero cuando Italia Unida inauguró su cancha estaba hermosa. Ese día el partido semi oficial lo jugamos la cuarta de Italia Unida con la cuarta Argentinos del Norte (jugamos juntos con Raúl). Y el partido inaugural lo jugaron la Selección de la Liga Deportivo de Río Negro y Ferro Carril Oeste (el ala izquierdo de Ferro: Antonio Garaval, le pegó un paseo a Vázquez).

Los tres Villar combinaron conceptos como: picardía, presencia, gambetas y, sobre todo, potrero en la sangre.

Están llenos de anécdotas: “En al cancha de Tiro jugando para el equipo de Las Flores le ganamos una final tremenda a Quintu Panal por 1 a 0; la plata la donamos a la Escuela 168”, también recordaron juntos Carlos y Raúl.

Una década de oro: campañas del 65, 66 y 68

Raúl Villar (destacado foto arriba) vivió la “década de oro” de Argentinos del Norte: los años 60 estarían cargados de buenos resultados.

Raúl comentó aquellos años de gloria en el “carcelero”

“Ganamos mucho con buenos jugadores; una vez fuimos con Pérez Petit a Bahía a sacarlo de la colimba a Alberto, para que jugará”, también recordó Raúl.

Los archivos cuentan: En la temporada 1965 Argentinos del Norte e Italia Unida protagonizaron un cabeza a cabeza en el campeonato. Al culminar el certamen los dos cuadros terminaron igualados en 18 puntos, lo que arrojó que deberían jugar dos partidos de desempate para dirimir el título de la temporada. En el primer juego ganó Argentinos 1-0, cortándole una importante racha invicta a los “itálicos”; en la revancha los “carceleros” se impusieron 3 a 0 (Abraham, Roma y Da Rosa los goleadores de la noche del 18 de diciembre de 1965 en cancha de Tiro). El equipo: Rodríguez, Ferrari y Bravo; Alberto Villar, Corradini y Villafañe, Roma, Da Cruz, Bustelo, Abraham y Raúl Villar.

En 1967 el rival de turno en la consagración fue Círculo Italiano de Villa Regina. Argentinos integró el Grupo A junto a: Italia Unida, Deportivo Canale, Experimental de J.J Gómez, Tiro Federal y Defensores de Andrade. El B lo animaron: Círculo Italiano, Atlético Regina, Deportivo Huergo y Godoy.

“Carceleros” e “Itálicos” reginenses ganaron sus grupos y tuvieron que definir mano a mano; por haber integrado el grupo más numeroso Argentinos tenía la ventaja del empate en la final, pero Círculo lo derrotó 4 a 3 el 18 de diciembre y hubo otro cotejo.

La llegada de las fiesta de fin de año trasladó la súper final al 15 de enero del 67, se jugaría en la cancha de Atlético Regina. Argentinos ganó 3 a 2. El equipo: Rodríguez, Ferrari y Gil; Alberto Villar, Corradini y Raúl Villar, Roma, Da Cruz, Szumsky, García, Antonelli y Chacón.

En 1969 también ganarían la “Copa Boscacci”, competencia que organizaba la liga de turno.

El equipo que se consagró campeón del 66 venciendo a Italia Unida.

Con la misma base, Argentinos afronta el torneo de 1968, y se consagra campeón en la última fecha ante Italia Unida 1-0.

Un torneo que arrojó excelentes números durante los 18 partidos disputados: sobre 36 puntos en juego Argentinos consiguió 33, empatando un solo cotejo (Tiro Federal 1-1) y perdiendo una vez (Deportivo Godoy 1-0). Consiguió la valla menos vulnerada (14 goles). El goleador del equipo fue Szunzky con 13 goles; de local se mantuvo invicto.

Cuando jugábamos en la cuarta nos íbamos afuera en la Fora chiquitita de Zit Formiga, nos metía a los 11 ó 13”.

Carlos Villar, wing derecho

El equipo: Jorge Rodríguez, Domingo Vázquez, Carlos Gil, Juan Murua, Héctor Ferrari, Raúl Villar, Jorge Zarranz, Rubén Romano, Raúl Yañez, Pulossi, Vázquez, Bravo y Alberto Villar.

Carlos y Raúl campeones en 1960

Carlos y Alberto jugaron mucho, juntos, en la 3° y 4° división de Argentinos del Norte; no menor es el siguiente dato (foto derecha); Argentinos -con la presencia de los dos hermanos- ganaron el cuadrangular amistoso de 1° división en la Experimental (29 mayo del 60).

El conjunto “carcelero” superó en la final a Deportivo Canale 3-1 (López y 2 de García los goles). En la apertura del mini torneo Canale superó a Experimental y Argentinos a Río Negro (por córners). El equipo: (parados) Soriano, Coloniz, Fernández, Dell Orfano, Jadur, Viñuelas, Cruzelles, Geminio Díaz (referi). Abajo: Carlos Villar, García, Leves, López y Raúl Villar.

Carlos y Raúl compartieron el cuadrangular jugado en la “Experimental”.

La compañía al ídolo Oreste O. Corbata

Los centros perfectos que tiraba el “Loco” Orestes Corbatta, en la cancha de Tiro Federal, todavía quedan en la memoria de algunos de la época; también es cierto que Corbatta tuvo un breve paso por Argentinos del Norte: el recuerdo lo traen Raúl (fue compañero de él) y Carlos Villar.

“A Corbatta le hemos hecho cada perrerías en el ambiente del fútbol; era una persona hermosa, un jugadorazo. Después de su paso por Tiro Federal (porque lo vendieron a Jacobacci a Huahuel Niyeo por 12 pelotas de fútbol, incluso el dato fue tapa en la revista El Gráfico) recayó en Argentinos del Norte”, recuerda Raúl. Y cuentan los hermanos: “Corbatta iba casi todos los jueves a la calle Moreno, a la casa de mamá y papá, a comer puchero porque le encantaba el puchero”.

“En un partido en cancha de Italia Unida lo tuvimos que ir a buscar, se durmió, y lo metimos abajo de la ducha de agua fría (se jugó un partidazo y ganamos)”.

Los últimos cartuchos de Corbatta, después de brillar en Racing, Boca y la Selección, los tiró en Roca y hay muchos más buenos recuerdos.

Este informe tuvo el aporte de: Archivo del Diario Río Negro (archivo@rionegro.com.ar). Dario Zlatar (fotos)

Editor Picks