“Hay que ser una pelota de nervios para luchar”

Marcos Neculman volvió a Roca y disfruta en su ámbito familiar del reciente logro en el Mundial de Taekwondo. Desde Mosconi a lo más alto del podio.

Marcos Neculman llegó con toda la gloria a casa. El roquense llevó su ilusiones desde Mosconi al Mundial de Taekwondo ITF y se colgó la medalla de oro. Campeón del mundo a los 13 años, a puro sacrificio llegó a la cima del podio.
La familia es el gran sostén en su carrera. Javier y Marisol sus padres, junto a su hermana Agustina lo acompañan en cada desafío. Hoy forma parte de la historia al ser el primer roquense campeón del mundo.
P- ¿Por qué elegiste el taekwondo?
R- Siempre iba con mi hermana a verla entrenar y de chiquito me gustaba jugar a las peleas. Entonces me gustó y me metí en este deporte por ella.

P- ¿Cuánto hace que das clases?
R- Hace tres años. Doy clases a partir de los 4 años para arriba y chicos de mi edad o la de mi hermana que entrena conmigo.

P- ¿Por qué la decisión de comenzar a dar clases?
R- Al estar tanto tiempo como alumno tenía la idea de ver como sería dar una clase, porque veía a mis compañeros Fernando y Daniel que por ahí le encargaban alguna clase mi sabonin. Entonces pensé cuando llegué a cinturón negro tengo ganas de dar clases y se me dio la oportunidad y pude empezar.

P- ¿En el futuro te puede servir como una salida laboral?
R- Sería como tener la posibilidad de seguir vinculado al taekwondo desde otro lugar para no dejarlo. Ahora con la motivación de los alumnos que ellos siempre están dispuestos para aprender.

P- ¿La familia siempre te acompaña?
R- Mis padres siempre me acompañan. Desde chico mi papá me lleva para todos lados cuando tengo que competir y toda la familia trata de estar cuando voy a los torneos. Mi papá me lleva para todos lados , siempre está al lado mío.

P- ¿Cuáles son tus próximos objetivos?
R- Ahora tengo pensado ir a otras competencias, selectivos. Como ya cumplí el objetivo que era el mundial tengo ganas de seguir de la misma manera. Aspiro a llegar bien al mundial de Rusia 2020, que van a empezar los selectivos el año que viene en marzo.

P- ¿Cómo juega el físico en el taekwondo?
R- Es importante porque la estatura y el peso son importantes para competir. A medida que vas creciendo aumento de peso y también la estatura es fundamental en este deporte. Ahora voy a empezar a competir en juveniles.

P- ¿En qué momento sentiste que podías ganar la medalla de oro?
R- De a poco se dio. Primero estuve enfocado en la primera lucha y después cuando llegué a la final me sentí más incentivado para luchar. Fueron las tres luchas complicadas por los nervios, quería llegar a la final. Pero estuvieron bien planificadas por mi sabonin Romina Andaluz que se encargaba de observar a los rivales.

P- ¿Quienes hicieron posible que hoy seas campeón del mundo?
R- En primer lugar le agradezco a mi sabonin Romina y su papá José, que me entrenaron desde los selectivos y gracias a ellos pude clasificar primero. Gracias a mi familia que me apoya siempre. Ellos me incentivaron para que siga adelante, mis amigos también.

P- ¿Pensás seguir estudiando a nivel universitario?
R- Sí, quiero hacer la carrera de educación física porque me gusta me mucho el deporte y eso iría bien.

Editor Picks