Hizo historia en Experimental, el club “chacarero” que le ganó a Cipo

“La pasión era jugar a la pelota”, desprende desde el alma Julio Silvetti. En sus espaldas respaldan la frase una docena de trofeos y medallas que lo han premiado en sus innumerables contiendas deportivas que afrontó.

Y adelanta, “íbamos a jugar a todos lados, ahí tiene algunas copas, yo las guarde porque era uno de los capos del equipo (risas). Si no era en Experimental era jugar para Juventud Agraria, que era un equipo que se armaba cuando Experimental dejaba de jugar en la Liga Deportiva de Río Negro”.

P- ¿Cómo empieza todo?

R- A los 18 años ya había jugado en la tercera del club Experimental de J.J. Gómez. En el 55, 56 y parte 57 me tocó la Marina, entonces abandone el equipo y la ciudad. Me tocó hacer la colimba en el Buque Destructor San Luis (25 meses estuve a bordo del buque). Viví íntegramente la “Revolución Libertadora” (nombre con el cual se conoce a la dictadura militar que gobernó la República Argentina tras haber derrocado al presidente constitucional Juan Domingo Perón). Me tocó arriba del buque hacer guardia en el Puerto de Buenos Aires. Y cuando regresé a la chacra volví a jugar en Experimental. Empecé otra vez en la segunda y ya al otro año pase a jugar en primera.

P– ¿Salió Campeón?

R– Si. En el 59 salimos campeones, antes Experimental había ganado un título en el 56. Mire acá esta la foto del equipo campeón del de 1959. También ganamos una “Copa Boscacci” pero no me acuerdo en que año fue.

Equipo de Experimental 1959, campeón de la Liga Deportiva Río Negro: Audelino Sánchez (masajista), Carlos Maureira (arquero), Raúl Braicovich, “tito” Boglio, yo (Julio Silvetti), López Sánchez, “titi” Castaño, el “chueco” Fernández, José Fuentes, el “negro” López, Serón Gauna y Romulito Gregori. En el fondo el DT: Kairuz.

Con la mirada clavada en la imagen Julio Silvetti empieza a señalar a cada uno de sus ex compañeros de ese memorable equipo que defendió los colores rojo y blanco de la institución que estuvo anclada en Gómez (calle entre ruta 65 y Canal grande).

Después enumera, “Este es Carlos Maureira, Raúl Braicovich, “tito” Boglio, yo (Julio Silvetti), López Sánchez, “titi” Castaño, el “chueco” Fernández (el manejaba el equipo), Jose Fuentes (jugaba muy bien), el “negro” López, Serón Gauna y Romulito Gregori (vive x acá en las chacras todavía)”.

Y refuerza, “Serón Gauna jugaba muy bien; tuvo la chance de ir a San Lorenzo y no se quiso ir; Raúl Braicovich hacía muchos goles, los Braicovich se identificaron siempre con el club Experimental”.

P- ¿A qué equipo le ganan la final de ese torneo?

R- En ese torneo el último partido lo jugamos contra Patronato y le ganamos 1-0, no recuerdo quien hizo el gol, allá en la cancha de ellos. También estaban en el torneo Club Río Negro, Argentinos del Norte, Italia Unida, Canale y de afuera estaba Huergo y Regina.

P- ¿Su puesto?

R– De número ocho. Me hacían jugar un poquito retrasado diríamos.

P- ¿Un rival?

R- El súper clásico nuestro era Canale. Ese era el Boca y River. Pero teníamos una particularidad, los equipos que venían a nuestra cancha les costaba ganar.

P- ¿Y después del campeonato ganado?

R- Después del campeonato ganado hubieron varios cambios. Cuando con Experimental terminábamos el torneo de la Liga Deportiva Río Negro armábamos el equipo de acá de las chacras, se llamó Juventud Agraria y salíamos a jugar por todos lados.

P- ¿Se jugaba mucho entonces?

R- Si claro. Íbamos a todos lados. Al establecimiento Ferraris, al de Benedictis y otros barrios. Venían los correntinos en épocas de cosecha y había que ponerse duro contra ellos, decían que eran los mejores pero nunca le aflojábamos. La pasión era jugar al fútbol.

P- ¿Un partido en mente?

R- Mire. Yo le voy a contar. Cuando termina la Liga Mayor también termina la Liga Deportiva Río Negro y se formó la Liga Alto Valle. Un torneo que al final no se que pasó, y no se terminó. Y a nosotros nos tocó jugar contra Cipolletti en nuestra cancha.

P-¿ Y cómo les fue?

R- Le ganamos 2 a 1. Goles de Raúl Braicovich y “titi” Castaño. Así es, nosotros le ganamos al equipo poderoso de Cipolletti. Esa victoria es una de los mejores recuerdos que me dejó el fútbol. Pero ese torneo no se terminó, desapareció, no se bien que pasó.

P- ¿Experimental para usted que fue?

R- Experimental era un club prolijo, hermoso. Teníamos una cancha cerradita, muy pareja y con alambrado olímpico. Habían dos canchas de tenis y hasta un salón donde hacíamos bailes populares. Que pasó…? yo le voy a explicar…

“En una época el club Experimental nuestro se fusionó con el Experimental de Cinco Saltos, y al fusionarse vinieron muchos de afuera, incluso un administrador. Ese administrador empezó a tener diferencias con Antonio Braicovich (quien era el que hacía todo en nuestro club, era una excelente persona). El nuevo encargado, creo que era Ledesma de apellido, le dio más preferencia al Experimental de Cinco Saltos y fuimos desapareciendo. Encima cuando fallece don Braicovich todo se vino más abajo. Murió Experimental; murió la Liga Deportiva Río Negro y después vino la fusión y todo eso que sabemos, nació Deportivo Roca y tres clubes ya no estuvieron.

“Yo pienso que antes había mucho entusiasmo por el fútbol; por ejemplo: jugaban Experimental y Canale y la cancha se llenaba.

Equipo Experimental año 1960.

Experimental desafiaba al resto de los equipos en competencia con las individualidades y su orden institucional. El fútbol federado y el profesionalismo arrasaron con todo, se lamenta Silvetti.

Y no olvida, “En el año 1976 nos invita la Cámara Agraria de Cervantes para jugar un partido amistoso; íbamos en un camión y yo en la camioneta de mi padre. En plena curva de Stefenelli se nos calló un jugador. Tuvimos que internarlo. El partido se jugó igual y lo ganamos. Pero lo que quiero remarcar es que al poco tiempo los directivos de la Cámara Agraria, enterados de nuestro percance en la ruta, se ofrecieron a venir a nuestra cancha, así que le pedimos a don Braicovich la cancha y el buffet. Todo lo recaudado en ese partido se lo destinamos a nuestro compañero”.

Un día la zona rural del oeste de Roca se quedó sin el clásico: Experimental-Canale.

En algún lugar y en la memoria de otros los hermanos Braicovich seguirán clavándola en el ángulo; Maureira, Terbay, el “nene” Avanza atajarán las pelotas imposibles y Julio Silvetti seguirá recuperando pelotas para dibujar nuevas gambetas a la sombra de las alamedas.

Siempre habrá un lugar para los cracks del club Experimental. Los héroes del fútbol chacarero.

Plantel de 1° división del club Experimental de J.J. Gómez, año 1961. Julio Silvetti (el segundo de abajo, de izquierda a derecha).

Editor Picks