Roca venció a Progreso 89 a 76 por el Torneo Integración

Con un goleo perimetral repartido y con altos porcentajes desde los 6.75 en ciertos pasajes del cotejo, Deportivo Roca se impuso -anoche en condición de visitante- por 89 a 76 ante Del Progreso.
Los dos equipos roquenses animaron, en el marco de la 8° fecha del Torneo Integración de Primera, un interesante juego ante un ambiente acorde a lo que necesita el derby local (350 personas).
Los naranjas, impulsados por un buen puñado de seguidores comandaron en el tablero durante gran parte del juego y sentenciaron el triunfo moviendo el balón con seguridad; fue el local el que amagó con tomar las riendas en ofensivas (6-2 a los 3′ del 1C). Sin embargo los triples empezarían a tomar un vuelco favorable en el resultado para Roca (8 tiros encestados desde 6.75 en el PT, y 12 en todo el partido).
El primer cuarto se cerró con ventaja para Roca 23-18; idéntico desarrollo entregó el 2C, donde el visitante lo ganó 25-19, en un ida y vuelta con pasajes de buen básquet en ambos quintetos, superando constantemente las marcas personales.
Progreso amagó con reaccionar en el inicio del complemento, sobre todo por la entrega que realizaron Juan Manuel Fabi (23 puntos); Martín Nuñez (15 y 11 rebotes) y Sebastián Pérez (13).
Roca contra restó con el goleo de Gregorio Martínez y Mariano Epifanio en el 3C; la conducción de Emiliano Bell estuvo acorde a lo que buscaba su DT y eso resultó de suma importancia para distribuir el balón con certeza. Fue en la faceta de equipo, de goleo repartido: J. Morales (16) M. Epifanio (14), E. Bell (14), Juan Garelick (12) y L. Perich (8), donde el visitante apagó en reiteradas veces la llama de reacción de los comandados por Carlos Acuña.
Roca logró cerrar el partido sin sobresaltos, a pesar de tener inconvenientes en la zonal que impulsó Progreso en los 10′.
Progreso, de buen partido en ataque, esta vez debió resignar el triunfo ante un rival que estuvo muy derecho lanzando al cesto.
Párrafo aparte para los seguidores, que le pusieron clima al partido; además hubo una muy buena labor de los jueces Roberto Lagos y José Arrieta, lo que llevó al derby a entregar acciones muy emotivas.

Editor Picks