Un fullback que te jugaba el partido a muerte

Los fanáticos del fútbol local lo recuerdan con frases fuertes como: “Carlos Gil era áspero; ir a las divididas con él no era fácil”.

Ese cartel de jugador firme se lo ganó por el tesón que imponía en cada partido. No negociaba nada. Iba decidido al fútbol, no arrugaba.

Y abre la charla: “A Omar Perales, que era un wing rapidísimo de Cipolletti yo lo hablaba antes de empezar el partido. Le decía así: veni veni por acá, yo te voy a dar la raya, pero te voy a colgar del alambrado; que linda época, nos divertíamos en la cancha.

Carlos Gil jugando para Italia Unida (en cancha de Tiro Federal).

El trabajo del defensor a veces tiende a ser injusto; se lo critica por no ser habilidoso pero sin su garra y temple, su arquero estaría muy desprotegido.

A los 74 años Carlos Gil, ex jugador de Italia Unida y Tiro Federal, le abrió las puertas de su casa a La Comuna.

Se explaya: “En Italia Unida jugué con monstruos en tiempos de la Liga Mayor. Empecé de casualidad, diríamos, a los 15 años, porque no tenían a quien poner. Ese día fueron a buscar al fulback izquierdo (Franccello) y dijo que no iba a jugar porque era el cumpleaños de la hija. Fueron a ver a otro muchacho (Peimán) que vivía en barrio Tiro Federal y estaba jugando un partido; el DT era Seijo, y como yo lo ayudaba a mi viejo (Saturnino Gil) a repartir las camisetas, él era utilero, saltó Carlos Villar y dijo así: póngalo a “Filillo”. Seijo me miro y me dijo: se anima pibe…? Me dieron la ropa y de ese día no deje más hasta que me retiré. Mi debut fue en cancha de Obrero Dique (Barda del Medio).

Y resume, “Seijo me dijo así: usted tiene que marcar al wing y trate de cachetearle la pelota afuera, yo para eso era obediente; en el segundo tiempo me entre a largar y después no me sacaron más. Y terminé llegué al seleccionado de la Liga Deportiva Río Negro (en el 66 fuimos campeones).

P- ¿Por qué el fútbol?

R- Acá en el barrio jugábamos hasta con una pelota de trapo, se jugaba mucho. Nosotros éramos el equipo de Las Flores (mira esta foto, usábamos la remera de Los Andes, que lindos recuerdos, me haces emocionar).

P- ¿Siempre de defensor?

R- De tres. Con “Coco” Costanzo éramos de los mejores full back.

El tiempo, partido tras partido, lo convirtió en un verdadero peso pesado del gremio de los metedores.

P- ¿Salió campeón en Italia Unida?

R- Claro. Hay mucha gente que no cree que Italia Unida fue campeón. Ganamos la Liga de Río Negro y también unas dos Copa Boscacci. Yo disfrutaba el partido, pero te lo jugaba a muerte. Antes era bravo, pero no había que arrugar. Acá hay una foto de ese equipo campeón (leer recuadro arriba).

“Un día fui a trabar, en un entrenamiento fue, y saque la pierna porque tenía una molestia en la rodilla. Me fui solo al vestuario y dije yo no juego más. Para jugar, a la pelota no podes ir con miedo”.

Carlos Gil

P- ¿Otros equipos?

R- Sí. Argentinos del Norte y también pase por Confluencia (leer “En Confluencia”, abajo). Nos ganó la final del torneo Centenario (4-2), fuimos con Orestes Omar Corbata a jugar a Confluencia (Neuquén capital).

P- ¿Cómo llega a Argentinos?

R- La liga me habilitó a jugar en Argentinos del Norte porque habían mandado una carta y los dirigentes no la contestaron nunca, entonces al vencerse el plazo quedé habilitado para jugar en Argentinos.

P- ¿Salió campeón?

R- Sí. Yo jugaba para ser campeón y la verdad que integré lindos equipos. En el 66 y 68 (una campaña excepcional hicimos) fuimos campeones con Argentinos del Norte.

P- ¿Un equipo?

R- Este (Argentinos del Norte campeón del 68. Fue un equipazo, le empatamos a la Tercera de Boca en cancha de Tiro, jugaba el “Tanque” Rojas de ellos.

P- ¿Cómo jugaban?

R- Por lo general se jugaba 4-2-4. Roma, Romano, con Yañez y Szumsky como delanteros netos. A los de arriba lo hacíamos marcar, veni veni les decía yo; “Tito” Corradini era el 5. La defensa era con Rodríguez en el arco, el “Negro” Vázquez era el fullback centro, Murua, Villar y yo. Un equipo bien balanceado.

P- ¿Un técnico?

R- Todo director técnico siempre te deja algo. Pero el mejor que tuve fue Arturo Bujan, rosarino, lo tuve en el seleccionado de la Liga de Río Negro, él dirigía a Dep. Huergo.

P- ¿Cuándo dejó de jugar?

R- Estaba en Neuquén, en Confluencia, un día fui a trabar en un entrenamiento y saque la pierna porque tenía algo en la rodilla que me dolía. Me fui solo al vestuario, como llorando, y dije yo no juego más, creo que tenía unos 28 años. Para jugar al fútbol no podes tener miedo.

En los inicios y durante la Liga Mayor vinieron buenos jugadores a la zona… P- ¿Alguno para recordar?

R- Muchos. Pero a mi gustaron El Gallego Rodríguez, fue un arquerazo, Gergeotti, Rojowsky de Círculo Italiano, Costanzo. Y varios más.

P- ¿Algún delantero que lo complicaba?

R- Pocos (risas…). Con Omar Perales nos seguimos viendo, nos hablábamos antes de los partidos, yo contra él siempre jugaba bien. Otro bueno y rápido era el “Laucha” Iturriaga (Independiente Nqn). Vinieron muchos de Buenos Aires , Rosario y otros lados, la vieja liga despertó mucho interés en la zona.

P- ¿Ganó plata en el fútbol?

R- Algo ganábamos. Donde había plata era en Italia Unida, nos pagaban 5 pesos por entrenamiento. Los clásicos con tiro eran famosos. Un año nos llevaron a Buenos Aires a Estudiantes de Remedio Escalada, Bánfield y Los Andes (fuimos con Héctor Ferrari y el “Gallego” Rodríguez) pero no paso nada.

Los rústicos salvan al fútbol; así es popularmente conocido Carlos Gil. Por su mote y estilo: de jugador aguerrido, el que no arrugó nunca.

Carlos Gil se inició en Las Flores, equipo de barrio.

En Club Confluencia junto a Corbatta

A principios de los años 70 arribó a la ciudad Orestes Omar Corbata (ex ídolo de Rácing Club, Boca y selección Argentina); luego de su paso por el club Tiro Federal Corbatta y Carlos Giles fueron refuerzos para el club Confluencia de Neuquén (su presidente era Agapito Torres).

Y cuenta Gil: “Nos compraron por 200 pesos y  por Corbatta después pidieron un juego de camisetas. Nos tomábamos -a las 11 de la noche-  el micro El Zapalino para volvernos a Roca. Allá perdimos la final 4 a 2 con Centenario; Corbatta hizo un gol, pero le pegaron en todo momento. Otra vez fuimos a Cutral Có y empatamos el partido, y eran épocas que  se definía por penales  y los podía patear el mismo jugador. Corbatta era un genio para eso (le pegó una revolcada terrible al arquero rival). Ganamos. El presidente del club nos preparó una habitación ahí en la zona de chacras, donde estaba la cancha y nos quedábamos a dormir, que charlas que tuve con el Loco”.

En cancha de Italia Unida (Barrio Quintu Panal).

Campeón en Italia Unida, Argentinos del Norte y el seleccionado

El 25 de noviembre de 1963 Italia Unida se consagraba campeón de la Liga Deportiva de Río Negro, una de las más significativas campañas de los itálicos en la liga. La última piedra en el camino fue Argentinos del Norte: la definición se dio en el reducto de los itálicos (barrio Quintu Panal) con un triunfo de 3-0 (Goles: PT 29’ Abraham. ST: 28’ Abraham y 30’ Bellegia).
El plantel ese día: Gomiz, Seijo, Carlos Gil, Gatti, Giorgetti, Villafañe, Candia, Casariego, Bellegia, Abraham y Agüero.
Jugaron el torneo: Experimental de J.J. Gómez, Círculo Italiano, Dep. Huergo, Argentinos del Norte, Italia y Tiro Federal.
También fue campeón de las Copas Boscacci en 1965 (foto abajo), superando a Deportivo Huergo por 2 a 1 y 1970 ante el mismo rival (4-2 en el suplementario). Ese día Italia Unida formó con: Gomis, Castillo, Carlos Gil, Gatti, Sosa, Villafañe, Galván, Navarro, Abraham, Carosanti y Gil.
Con Argentinos del Norte ganó los títulos del 66 y 68 de la Liga Deportiva Río Negro; además de la Copa Boscacci del 69.
El equipo del 68 (de excepcional campaña: 16 triunfos,  1 empate y 1 derrota. En la última fecha le ganan a 1 a 0 a Tiro, ese día formaron con: Jorge Rodríguez, Domingo Vázquez, Carlos Gil, Juan Murua, Héctor Ferrari, Raúl Villar, Jorge Zarranz, Rubén Romano, Raúl Roma, Abel Szumsky y Ángel Ponce. Sacione, Yañez, Pulossi, Vázquez, Bravo y A. Villar también fueron parte de ese equipo.
Con el seleccionado de la LigaRío Negro fue campeón provincial en 1966. El equipo: Ferrari, Dicidiero, Villafañe, Manso, Rodríguez, Andrade, Peirán, Carlos Gil, Gatti, Savini, Paolucci, Carrasco, De Rosa, Montoto, Sacione y Corradini (foto abajo).

Equipo de Argentinos del Norte campeón en 1968.

Editor Picks