En fotos: veranear en Roca no es misión imposible

Llegar al balneario “Apycar” con 38° de calor, es un oasis en el desierto. La presencia de vegetación y agua, lejos del hormigón y asfalto de la ciudad, hace que la sensación térmica baje varios grados.

Esa conjunción que da el “piletón” genera una vía de escape ante la ola de calor. La sombra es sin dudas un punto a favor, además del frescor que irradian los arboles y el aire libre.

Reflejo de esto es la buena convocatoria en el lugar. Es el único realmente habilitado para bañarse, entre los lugares públicos. Los fines de semana se incrementa la cantidad de gente pero en la semana se mantiene un buen promedio.

Los niños en la pileta, el clásico tereré y los juegos de mesa en el césped es la postal más común. Cuando cae el sol, vuelve el mate. Las familias lo eligen por el precio popular, por la comodidad y porque ya no es agua de río estancada, sino agua de perforación proveniente de tres bombas, tratada. Cuatro guardavidas custodian el lugar, garantizando mayor seguridad para los pequeños.

“La Comuna” dialogó con las familias que veranearon esta semana y la opinión pública sobre el estado del balneario arrojó buenos resultados. Entre las principales preocupaciones de los vecinos, está la limpieza y la calidad de la pileta.

Si bien se podrían hacer mejoras, aseguraron que el servicio es bueno. “Al mediodía pasaron arreglando luces, rastrillaron y levantaron basura del predio. Se nota que se cuida”, comentó Verónica, una vecina que frecuenta el lugar.

Muchos tachos de basura, luces y fogones para asado se distribuyen por el lugar. Los baños están en buen estado, pero son pocos. “No dan abasto”, reconocieron los administradores. En total son 10, entre hombres y mujeres y sólo hay cuatro duchas, lo que es poco para un lugar con camping y tanta concurrencia.

Un “kiosco” bien equipado con hielo, helados, gaseosas, agua caliente, tortas fritas, panchos, pan, leña a 80 pesos y alquiler de parrillas, se llena todos los días. La enfermería está en funciones y si hay algún accidentado que pasa a mayores, cuentan con el servicio de emergencias “Vital”. Los guardavidas están capacitados para practicar RCP si fuera necesario.

Reforzar la seguridad con personal policial es una decisión tomada, que comenzará a implementarse en estos días, para evitar incidentes por la gran concurrencia nocturna.

Los roquenses opinan

  • “Está lindo. Los baños a veces están sucios, falta higiene. Un poco más de limpieza en la pileta también haría falta”. Daniela, vecina de barrio Los Olivos
  • Se llena. Está bastante limpio. Faltaría limpiar la pileta porque el piso está baboso. Antes pasaban limpiándolo. Uriel, vecino de barrio Nuevo
  • Me gusta, está lindo, estable. La pileta fresca y el agua no es sucia. Se puede pasar unas buenas vacaciones en Roca. Matías, vecino de Parque Industrial.

“Veo una temporada tranquila, salvo en las fiestas que vino gente masivamente”, concluyó Graciela Muñoz, vecina que tiene la concesión del lugar otorgada por una licitación pública. Es su cuarta temporada a cargo.

Lo conozco desde los inicios, cuando era chico me divertía mucho. Ahora está fantástico, mucho más cuidado. Ismael, roquense radicado en Mar del Plata.

 

Desafíos: tres proyectos “en carpeta”

En la opinión de los vecinos, el balance es positivo respecto al estado del lugar, aún así hay cosas por mejorar para las próximas temporadas, tal como lo reconoció la propia dueña de la concesion municipal, Gabriela Muñoz.

  1. La construcción de más baños y más duchas es una necesidad imperiosa por la que están proyectando, ya que en temporada y con la cantidad de acampantes, no dan abasto.
  2. También es parte de las ideas, hacer pasarelas para cruzar de un lado a otro en el piletón y no tener que dar toda la vuelta, ya que tiene un largo de más de dos cuadras.
  3. Pero quizás el proyecto más anhelado es el de pintar el piletón, para mantenerlo, cuidarlo y proteger el material, evitando así roturas, desgaste, erosión y accidentes.

“Hay muchas cosas para hacer, pero lo que mas me interesa es que sea un lugar seguro y limpio”, destacó Muñoz.

Lo que se viene: “estallido” de carpas para la FNM2018

Por estos días, unas diez familias en promedio acampan en el predio de Apycar. Se trata sólo de un pequeño anticipo a lo que será fines de enero y principio de febrero, cuando el pronóstico es que se llene de acampantes.

Graciela Muñoz, quien tiene la concesión del balneario aseguró que crece la tendencia por los vecinos del interior de la provincia y turistas con escasos recursos, que llegan atraídos por la Fiesta Nacional de la Manzana. La edición 2018 promete gran concurrencia.

Cifras

  • 250 metros tiene de largo el piletón de Apycar y 1,60 de profundidad en el sector más profundo.
  • 2 niños asistidos hubo por los guardavidas en lo que va de la temporada 2018. Los rescataron a tiempo.
  • 3500 personas pasaron por el balneario sólo en las fechas como Navidad y Año Nuevo, los días más concurridos.
  • 20% aumentó el valor de ingreso de una temporada a otra, pasando de ocho a diez pesos por persona por día.

Editor Picks