Aeropuerto: el lugar donde “aterrizan” kilos de basura y el asfalto pasó a la historia

El acceso a Roca por el aeropuerto muestra una postal de abandono. Los vecinos ensucian y los fondos para repavimentar no aparecen.

Hace al menos dos años que no se realiza una limpieza profunda de los residuos que se acumulan a la vera del acceso. Tampoco se trabaja en el arreglo de los baches, que se multiplican en el asfalto y convierten en un campo minado los 900 metros de la calle, desde la rotonda ubicada en el cruce de Ruta Provincial 6 y calle Jorge Newbery.

Desde la Comisión Directiva del Aeroclub esperan por la obra de nuevo asfalto que les prometió el gobernador, Alberto Weretilneck. “Nos dijo que la Provincia la iba a incluir en el presupuesto de este año”, sostuvo el presidente, Ricardo Cancio.

La del mandatario provincial no fue la única puerta que golpearon, pero “desde el municipio no hay respuesta”, detalló el referente de la entidad.

La relación con el gobierno local no es la mejor. La negociación por las tierras que expropió el municipio para regularizar el asentamiento ubicado al este de la Ruta 6 aumentó las tensiones y el intendente, Martín Soria, no parece tener al Aeroclub en su lista de prioridades para la inversión en pavimento.

Si bien el aeropuerto se encuentra inactivo para vuelos comerciales, recibe con frecuencia aviones sanitarios. También concentra la actividad de la Escuela de Vuelo, que convoca a 15 asistentes a tomar clases con los tres instructores que enseñan de día y también de noche, desde que funcionan las balizas.

El problema para la circulación se intensifica ante una urgencia. “Cuando hay una ablación, por ejemplo, las ambulancias van muy ligero y es mucho salto. Tienen que ir muy despacio en ese tramo”, explicó Cancio.

El dirigente remarcó que los últimos arreglos de los baches “fueron de relleno, y cuando llueve sale todo de nuevo”.

Basural clandestino

“La imagen de la basura es tremenda, se extiende 30 metros desde cinta asfáltica y hay chapas, lavarropas heladeras, troncos. Viene gente los sábados y domingos y descargan desde sus camionetas. Siempre fue así, aunque en el último tiempo se ha agudizado más”, indicó el titular del Aeroclub.

“No hay multas. Así como hacemos con el alcoholismo, se debería multar a quienes tiran”, opinó.

“Hace dos años había montones de basura, limpiamos todo y pusimos carteles de prohibido arrojar basura. La gente igual sigue viniendo en su auto particular y tira de todo”, cuestionó Cancio, que recordó que dicha limpieza representó un alto costo para la comisión, que hoy no podrían volver a afrontar.

Editor Picks