Asesinó a un joven, está en un hogar y lo hallaron en los techos con cocaína y vino

Un joven que está alojado en uno de los hogares del programa Pequeñas Unidades Especiales de Tratamiento (PUET) por un crimen ocurrido este año, fue sorprendido el sábado a la madrugada con dos cajas de vino y cocaína, cuando intentaba regresar a ese centro juvenil ubicado en el barrio de las 500 Viviendas.

Te puede interesar: Demoraron a un adolescente por el asesinato de un joven

El hecho involucra a un muchacho que está alojado en uno de los hogares ubicado en calle Epifanio al 800, donde está la vivienda que funciona como sede del Programa PUET.

Te puede interear: Identificaron al joven asesinado de cuatro puñaladas

Lo llamativo del caso es que esta persona fue alojada en febrero de este año tras el crimen de Brian Alejandro Rodríguez (22). Es el principal sospechoso de asesinarlo de cuatro puñaladas en calle Perito Moreno al 4000, entre calle Los Cisnes y El Picaflor.

Sigue estando en el hogar a pesar de que hace 4 meses cumplió los 18. El sábado a la madrugada lo sorprendieron con cocaína y dos cajas de vino cuando intentaba volver a la casa PUET

Fuente cercana a la investigación.

Las habituales salidas de los chicos internados en los hogares PUET son moneda corriente para los efectivos de la Comisaría 31, quienes el viernes por la noche recibieron la denuncia de los operadores sobre la desaparición del joven.

Lo cierto es que después de montar un operativo, cerca de las 2:30 de la madrugada lograron dar con su paradero. “Estaba caminando por los techos con la intención de volver al hogar. Traía en sus bolsillos cocaína y dos cajas de vino”, dijo una fuente consultada por este medio.

El muchacho fue trasladado a la sede policial del barrio de las 250 Viviendas donde se confirmó el hallazgo de la droga tras las pericias realizadas por el personal de Toxicomanía.

Editor Picks