Colegas de la región repudiaron las amenazas que sufrieron periodistas

El viernes se conoció públicamente una nueva situación de violencia de la que fue blanco un trabajador de este medio, tras la conferencia que la CTA Río Negro había convocado. El gremio pretendía dar a conocer su postura luego de que la justicia dictara la prisión preventiva del dirigente de ODEL, Miguel Báez, quien estuvo un día prófugo de la justicia, luego de protagonizar incidentes contra el edificio y empleados municipales.

A la vista de todos, algunos militantes corrieron al periodista con la intención de golpearlo, mientras lo insultaban. Afortunadamente la violencia no llegó a traducirse en agresiones físicas, pero fue un claro hecho intimidatorio, que llega luego de las declaraciones contra la prensa que emitió el sindicato, acusando un supuesto “linchamiento mediático”.

Lo ocurrido se suma esta semana a los insultos que sufrió el jueves pasado el equipo de periodista y camarógrafo de Canal 10 Televisión Rionegrina, cuando cubrieron la audiencia en Tribunales por la situación de Báez.

Frente a este panorama, colegas de Roca y distintos puntos de la región optaron por dar difusión a un comunicado, solidarizándose con los trabajadores de prensa afectados. A continuación el texto completo:

“SÓLO ESPERAMOS PRUDENCIA, RESPETO Y DEJAR DE LADO LAS ACTITUDES VIOLENTAS:

Agredir, insultar, correr bajo amenazas de agresiones físicas por la vía pública a un periodista, son todas actitudes que van en el sentido opuesto de la sana convivencia social. Es más lamentable aún que esas acciones, que dejan en evidencia cierto desconocimiento de los preceptos básicos que regulan la libertad de prensa, surjan de dirigentes de organizaciones vitales de nuestra vida democrática, como son los sindicatos u otras entidades civiles.

En las últimas horas, ya sea en el marco de una conferencia de prensa de la CTA Río Negro, o a partir del contacto directo de algún trabajador de prensa con el dirigente Miguel Báez, han surgido claras estas actitudes violentas. Creemos que debe haber una reflexión sobre estos hechos, porque la violencia verbal es el primer eslabón de una cadena de actitudes que suelen traducirse en violencia física. Entonces, el actuar con prudencia creemos que se hace necesario.

De todos modos, más allá del pedido de respeto y prudencia, no dejamos de repudiar estas actitudes, con las cuales se pretende condicionar a los periodistas. Recordar la vigencia de preceptos constitucionales y normas centenarias sobre el ejercicio del periodismo, no deja de ser una circunstancia triste, porque nos habla de claros retrocesos en nuestros vínculos como sociedad respetuosa de las diversidades, incluso en lo referido a la libertad expresión.

Adhieren: Miriam Arbeloa, Diego Von Sprecher, Favio Pincheira, Candela Rossi, Fabricio Gonzalez, Débora Cívicos, Hugo Alonso, Carla Pérez, Luis Leiva, Pablo Capra, Fabián Cardozo, Maria Inés Cozzi, Santiago García, Omar González, Gustavo Guevara, Claudia Keding, Tomás Gómez, Alicia Miller, Valeria Huliwer, Agustín Amado, Pablo Acchinelli, Darío Zlatar, Fernando Velázquez, Daniela Luján, Sebastián Navarrete, Miguel Benavidez, Matías Pordomingo, Rita Bustos, Miguel Candia, Flavia Galende, Denise González Eguillor, Carina Escuer, Said Ardem, Ariel Bofelli, Melina Ortiz Campos, Jorgelina Hernández, Marina Contreras, Matías Olivera, Jaqueline Arthur.

Editor Picks