Docente de Estados Unidos llega a la UNRN con un seminario sobre la Luna

Alberto Saal, licenciado en Geología y Doctor en Ciencias Geológicas de la Universidad Nacional de Córdoba y actualmente profesor en la Brown University, llega este martes 17 de julio a Roca para dictar un interesante seminario.

“Desgasificación magmática y el contenido de volátiles de la Luna” es la propuesta para la Universidad de Río Negro, con la cual intentará desplegar su conocimiento acerca de la presencia de agua en la Luna, como un aporte sustancial para entender el origen de la vida.

“Establecer el origen del agua y otros volátiles, y cómo y cuándo se establecieron los contenidos de estos elementos en los cuerpos planetarios durante las primeras etapas de la evolución del Sistema Solar, tiene importantes implicancias para comprender la génesis y la evolución de los planetas terrestres y el origen de la vida”, adelantó el profesional.

“Es por ello que insistimos en una investigación que demostrara que hay agua en la Luna. Los primeros análisis se habían hecho en 1970, pero allí no hallaron evidencia de agua y lo poco que encontraron, consideraron que era contaminación terrestre de las muestras lunares. Después se generó la teoría de la formación de la Luna, en los años 80’, que considera que su formación fue debido a una colisión entre un planeta del tamaño de Marte con la Tierra, y que la colisión fue tan intensa que el agua se perdió del material que voló del impacto para formar la Luna”, explicó.

Saal comentó que “en el 2005 ideamos una técnica analítica mucho más sofisticada comparada con la de los años 70’, que nos permitiría ver si había agua en las lavas lunares y que a su vez, indicaría la existencia de agua en el interior del satélite. Por lo tanto, tendría que haber agua en el sistema Tierra-Luna al momento de la formación del Satélite hace 4.500 millones de años”.

“No obstante, como el consenso científico ya había considerado de que no había agua fue muy difícil conseguir que me aprobaran el proyecto. Lo intentamos durante 3 años y recién el último año nos aprobaron y pudimos hacer los análisis que muestran que no estábamos equivocados”, concluyó días antes de arribar a la ciudad.

Editor Picks