Duró poco el proyecto para dejar el “zanjón” libre de basura

Escombros y basura volvieron a cubrir parte de la calle, detrás de la Unidad Penal N°II. Se robaron postes alambrados y hasta el techo de la casilla del cuidador. El municipio volvió a limpiar.

El proyecto llevado a la práctica por la dirección de Medio Ambiente del municipio, sobre remediación de la cava en barrio Tiro Federal, no tuvo larga vida.

La imagen superior muestra gran cantidad de escombros y basura, no sólo sobre la calle 445, sino en el mismo ingreso al interior del gran zanjón, donde debían depositarse los materiales en forma ordenada.

Ese proyecto también buscaba disminuir la contaminación evitando que se tirara basura. Para ello se instaló una garita, se alambró el ingreso y se destinó una única entrada para camiones autorizados.

Durante un buen tiempo, desde el 2017, los automovilistas, ciclistas y peatones pudieron volver a circular por el lugar sin tener que esquivar los escombros.

En una recorrida realizada por “La Comuna” por la parte trasera de la Alcaidía, la postal era similar a la del 2016: escombros, basura, ramas y a la garita le faltaban las chapas, obviamente sin personal que vigilara el lugar.

“La gente empezó a tener problemas con el hombre de la garita porque no los dejaba entrar a buscar cosas que en realidad sirven y que se pueden reciclar como cables, hierros, ladrillos o cartones que luego se venden. Se cortaron los alambres y la gente ingresaba por otro sector”, explicó un hombre con algunos fierros en la mano. “Yo no tengo trabajo y tengo que terminar mi casa, estos fierros me sirven para hacer las vigas del encadenado”, justificó.

El proyecto de remediación de la cava, llevado adelante por Laura Juárez incluía concientización en las escuelas cercanas, limpieza permanente, iluminación del lugar y ordenamiento del ingreso de camiones con escombros. Todo bajo un lema denominado “Yo cumplo con el Ambiente”. Sin embargo poco de eso funcionó.

La semana pasada el área de Servicios Públicos tuvo que enviar máquinas y camiones para retirar los escombros de la calle y trasladarlos al fondo del pozo, intentando mejorar el aspecto de esa zona que conecta barrio Nuevo con Quinta 25 y desde hace pocas semanas, con el colegio secundario CET N 33°.

Este medio intentó consultar a la directora de Medio Ambiente Laura Juárez sobre qué pasara con ese lugar donde, al parecer, cuesta controlar a las empresas que tiran escombros y a los particulares que tiran basura, pero no se obtuvo respuesta.

La gente usa este lugar para buscar y reciclar cosas para construir la casa, pero últimamente no nos dejaban pasar” Vecino que visita el lugar regularmente

Basura en la pista

A pocos metros de la cava, detrás de la Alcaidía, existe otro lugar donde los vecinos tiran mucha basura. Se trata de la pista cementada de ciclismo ubicada frente al barrio Quinta 25.

El lugar está muy abandonado y a pesar que podría ser aprovechado para actividades recreativas, nadie lo tiene en cuenta. En algún momento estuvo en manos de una organización deportiva, pero hoy es un basural.

 

============05 Crédito Foto (10665769)============
fotos: Carlos castillo
============04 Pie de Foto (10665768)============
El vallado del sector sur de la cava, implementado por Medio Ambiente duró poco. Escombros y basura debieron ser removidos para limpiar el sector.

“La calle que atraviesa el basural conecta barrio Nuevo con el nuevo colegio técnico CET N°33 en Quinta 25.
============04 Pie de Foto (10665754)============
Máquinas del municipio limpiaron la semana pasada detrás de la alcaidía.

Editor Picks