El camino hasta llegar a gerenta de banco en Roca

Andrea Martínez conduce la sucursal céntrica del Patagonia. Desafíos y logros en un rubro con mayoría de hombres.

Las estadísticas oficiales de Argentina indican que en el rubro servicios financieros y prestados a las empresas, sólo el 24% de los puestos de dirección son ocupados por mujeres.
La cifra está apenas por encima de los números internacionales, donde sólo el 20 % de los espacios jerárquicos permanecen en manos de mujeres.
Esos números surgen de una encuesta de la consultora Mercer, realizada luego de consultar a 600 organizaciones de 44 países, que reveló en el 2016 que en el mundo empresario, si bien existe paridad de género en los niveles inferiores (49% mujeres, 51% varones), la presencia femenina disminuye en las posiciones ejecutivas (33% en gerencias, 26% en gerencias seniors) y sólo 20 entre 100 alcanza el podio jerárquico.
Por eso en Roca se destaca el caso de Andrea Martínez, una de las tres gerentas que tiene el banco Patagonia en el Alto Valle.
“Acá en la zona del Alto Valle son 14 sucursales y tres ya son conducidas por mujeres. Es cierto que no hay equidad con los varones, pero el panorama es mucho mejor que hace unos años”, comentó la ejecutiva en una charla con “La Comuna”.
Martínez sostuvo que “el banco le da un espacio importante a las mujeres. Hay muchas empleadas y a nivel gerencial también ocurre. En otras entidades no hay tantas mujeres en puestos gerenciales, pero en Patagonia tenemos encuentros anuales y cada vez somos más”.
Gerenta primero en la sucursal de San Juan y Tucumán, y desde hace pocas semanas en la sede ubicada frente al Canalito, Martínez destacó la inclusión y las oportunidades que tuvieron ella y otras mujeres en la entidad. “En ningún momento sentí que no iba a crecer por ser mujer. No hay competencia desde ese lugar, al contrario, te resguardan más. Te piden opinión desde el punto de vista de la mujer”, indicó.
No obstante, también admitió que en el mundo empresarial, el Patagonia es casi una excepción.
“Hasta hace cuatro años yo era oficial de grandes empresas y siempre era una mujer ante todos hombres. Al principio cuesta, porque en alguna circunstancia se percibe cierta intención de marcar diferencias. Es como que tenés que pasar muchas más puertas antes de sentirte cómoda en la reunión”, describió.
¿Y en qué se destacan las mujeres bancarias? “Son más ordenadas, detallistas. Por eso se está dando el crecimiento de empleadas en todos los niveles”, evaluó.

 

Editor Picks