El desborde cloacal mantiene enojados a los vecinos de Los Olmos

Llevan más de 10 meses sufriendo el desborde de líquidos cloacales. Temen que los focos infecciosos terminen afectando la salud de las familias.

Tras la reunión con los concejales, los vecinos de barrio Los Olmos de Roca continúan reclamando el arreglo definitivo al problema de desborde cloacal que padecen hace ya varios meses.

Los afectados que se autoconvocaron ayer comentaron que los concejales roquenses sólo le ofrecieron lavandina para que pueda desinfectar las calles y los invitaron a firmar el recurso de amparo colectivo elevado por el área de medio ambiente contra Aguas Rionegrinas y DPA.

Tras en encuentro los damnificados marcharon hasta la oficina de ARSA donde les confirmaron que comenzarán a trabajar en la reparación definitiva en enero del próximo año.

Asegura una de las afectadas por esta situación que los concejales presentes en la reunión les ofrecieron 5 litros de lavandina para que puedan aguantar hasta que la empresa provincial comience a trabajar el la reparación de las cañerías.

Tenemos litros y litros de agua cloacal en nuestras calles, no hacemos nada con eso. La boca de cloaca ubicada en calle Viedma tiene un desborde constante, hemos visto como mujeres con hijos tienen que cruzar la calle con el agua hasta las rodillas” manifestó la mujer.

Además sostuvo que el encuentro fue muy acalorado porque que “las familias de la zona ya están cansadas de reclamar” y hasta la actualidad no hay obtenido una respuesta real que le de fin a la situación que tanto los perjudica.

El miércoles a la tarde un grupo de vecinos decidió agudiza el reclamo y optaron por realizar un corte de calle a la altura de calle Viedma y República del Líbano. Medida que han decidió mantener hasta que comienzan a trabajar en la reparación del desborde.

Durante el mismo encuentro que mantuvieron con los concejales los vecinos manifestaron que son un “barrio olvidado”, donde ni siquiera pasa la barredora, y que sin embargo mantienen al día el pago de todos los impuestos municipales.

Luego de la charla que se desarrolló en el edificio del Concejo Deliberante de la ciudad, los vecinos que se hicieron presentes marcharon junto a los concejales hasta la oficina de ARSA. “Cuando llegamos ya estaban reunidos. Nos atendieron y nos dijeron que el sábado van a realizar un by pass y que recién el enero van a comenzar con la obra que le daría fin a nuestro problema”, sostuvo la mujer.

Mientras tanto las familias del barrio roquense continúan padeciendo el olor nauseabundo que emanan los fluidos cloacales, que se ha profundizado a raíz de las altas temperaturas registradas durante los últimos días.

Editor Picks