Barrio Nuevo: con poca agua y muchas promesas, vecinos siguen reclamando la cisterna

“Hay muchos vecinos que directamente no tenemos agua desde hace tres días, y los que tienen, la reciben con muy poca presión y no es algo turbia”. Así resumió un vecino de barrio Nuevo la situación que viven desde hace más de una semana.

Cansados de soportar estos problemas varios de ellos se autoconvocaron en las oficinas de ARSA, primero y luego exigieron la presencia de algún referente de la empresa en el barrio, lo que que se concretó el pasado miércoles.

En esa ocasión y antes que llegara el ingeniero Gustavo Suárez enviaron una camioneta con bidones de agua potable que fueron repartidos entre las familias, para mitigar el enojo de los residentes. En su encuentro con los vecinos Suárez se comprometió a seguir enviando bidones con agua que se repartirían casa por casa, según las necesidades.

Otro compromiso fue enviar agua potable en un camión cisterna a los merenderos de toda la zona norte, para lo que requirió un listado de esos espacios.

Respecto a la finalización de la cisterna ubicada en Rosario de Santa Fe al 4200, Suárez habría informado que la obra está ahora en manos de la empresa CSH S.R.L, de Gabriel Bayón, quien completará el 15% que falta para ponerla en funcionamiento, algo que debería ocurrir en menos de dos meses.

Algunos camioneros que recorren el barrio han llegado a pedir mil pesos por dejarnos agua en los tanques y bidones”

Vecina de barrio Nuevo

Promesas desde el 2016

Mauricio Aguilera es vecino de calle San Juan al 4000 y en sus manos tiene los planos de la obra que solucionaría los problemas a la falta de agua en el extremo norte de barrio Nuevo y en la toma de Aeroclub.

“El proyecto de agua potable para el barrio es del año 2016, cuando en este sector sólo había algunas viviendas. Hoy los loteos han avanzado más de dos manzana más, hacia la zona de bardas y seguimos sin agua”, dice.

Los planos de la obra de agua para barrio Nuevo son del 2016, cuando nos prometieron la cisterna que todavía no está terminada”

Mauricio Aguilera, vecino del loteo 1 de barrio Nuevo

Otra vecina se quejó porque en septiembre del año pasado estuvo el gobernador Alberto Weretilneck inaugurando la nueva cisterna a pesar que aún no estaba en funcionamiento

“El nos dijo que esta sería la solución definitiva para el barrio y que íbamos a pasar un verano sin problemas. El verano fue de terror porque no tuvimos agua”, criticó.

Para que la obra pueda continuar, durante esta semana se pedirá autorización al municipio para la apertura de zanjas a lo largo de casi mil metros.

“Para que la cisterna se termine, además de los detalles de la planta, es necesario llevar un caño desde calle Los Mirlos, donde existe un sistema de bombeo, hasta la cisterna. Son unos 900 metros de largo”, explicó Omar Grill, titular de ARSA a La Comuna.

Agua turbia en el canal grande

Otra preocupación de los vecinos es la turbiedad conque llega al agua en determinados barrios.

Según se explicó, un porcentaje del agua que llega al sector norte se toma del filtro de calle Maipú y canal principal de riego. “Los filtros se limpian generalmente cada 24 horas, pero por la turbiedad que existe, lo hacemos cada tres horas”, indicó un operario.

Aseguraron que a pesar de que el agua no es cristalina está potabilizada. “Con sulfato de aluminio hacemos que se decante y con el cloro le damos potabilidad”, dijeron los empleados.

En cuanto a los motivos de la turbiedad se indicó que es por el aumento del caudal en el río Neuquén.

Movilizados

Los vecinos acordaron en una asamblea, armar una comisión de barrio Nuevo con el fin de seguir de cerca los detalles de las obras prometidas y las que se reclaman para la mejora de una red que abarque los sectores que no han sido contemplados hasta el momento.

Desde la empresa ARSA se volvió a entregar bidones con agua potable el sábado por la mañana. Según se informó fueron alrededor de 200 los bidones repartidos entre los vecinos, algo escaso para las cientos de familias que residen en la zona norte y muchos no recibieron agua.


  • 900 metros de cañería son necesarios paraconectar la nueva cisterna con una planta de bombeo.
  • 2 meses es el tiempo estipulado para que la empresa CSH termine la obra que dejó inconclusa Cheeck Full.

Editor Picks