Envenenaron a mi perro: tres consejos para salvarlo

La sal para algunos especialistas es el único componente a mano que ayudaría a contrarrestar los efectos de un producto nocivo, pero sólo en primera instancia.

  • Si notás que tu perro fue envenenado por alguno de los síntomas (ver aparte) se aconseja tomar inmediatamente un puñado de sal, abrirle el hocico e intentar que lo trague para que vomite antes que la sustancia tóxica llegue a su estómago y la absorba.
  • Una vez expulsado el veneno, debe ser llevado rápidamente al veterinario para que sea evaluado por un especialista, quien deberá inyectarle una medicación. De todas formas, lo recomendable es siempre ir cuanto antes al veterinario.
  • En ningún caso se debe dar leche. Mucha gente aconseja erróneamente el suministro de este líquido, pero, lejos de colaborar, puede ayudar a su absorción.

¿Cómo darte cuenta que tu perro fue envenenado?

Los principales síntomas que podrían alertarnos sobre un envenenamiento varían mucho según el producto ingerido, pero los más frecuentes son:

  1. Dolor intenso: es común que el perro sienta fuerte dolor estomacal, que lo lleva a gemir o retorcerse.
  2. Mareos: caminar desorientado, puede irse hacia los lados o dificultad para mantenerse en pie.
  3. Vómitos: es el síntoma que más alerta nos causará sobre la posible ingesta.
  4. Jadeos: respiración agitada.
  5. Temblores: es común que tiemble o tenga calambres en el estómago o en sus extremidades.
  6. Convulsiones: en casos graves, podría convulsionar con fuertes saltos involuntarios y hasta pérdida de conciencia.
  7. Delirio: puede presentar alucinaciones, las que podremos reconocer si este ladra a objetos inexistentes, llora y gime sin motivo aparente o parece correr estando tendido.
  8. Aumento de la salivación: es probable que el perro aumente su cantidad habitual de saliva, que esta chorreé por su hocico o salga en forma de espuma.
  9. Sangrado: sobre todo en casos graves, el perro podría sangrar por la boca.
  10. Parálisis: otro signo es la parálisis total o parcial de partes de su cuerpo. Puede observarse en sus patas.

Lo importante es reconocerlos para poder actuar con rapidez y salvar la vida del perro.

Nota relacionada: Temen que llegue a Roca una mujer acusada de envenenar animales

Editor Picks