La cocaína y la marihuana secuestrada en Roca terminó en el horno

Personal de la División de Toxicomanía de Cipolletti, junto con integrantes de Gendarmería Nacional, asistió esta mañana a los hornos del Cementerio Central de Neuquén para incinerar 38 kilos de cocaína y 12 kilos de marihuana que fueron secuestrados la semana pasada en distintos procedimientos ordenados por la Justicia Federal.

Te puede interesar: ¿Quién era el dueño de los 30 kilos de cocaína encontrados en Roca?

Según fuentes policiales, la zona se ha convertido en un punto principal de distribución, especialmente las ciudades de Villa Regina, Allen y Roca. “Cipolletti no parece ser una zona estratégica, se cuidan un poco más, está más controlado”, afirmaron.

Te puede interesar: La verdulería, el ropero y los 36 kilos de cocaína

Personal de la Policía de Río Negro participó de las diligencias. (foto: Mauro Pérez)

Procedimientos

La semana pasada se realizaron distintos procedimientos por los cuales se desbarataron varias bandas dedicadas a la distribución y venta de cocaína. El primero tuvo lugar en Roca y Allen entre la noche del domingo 4 de agosto y la madrugada del lunes. Terminó con el secuestro de 36 kilos de cocaína.

Te puede interesar: Así llegaron los 15 sospechosos de traficar cocaína

Por ese hecho, hay diez personas que permanecen con prisión preventiva.

El segundo se realizó un día después en Roca y Regina, y se incautaron 12 kilos de marihuana y 1 kilo de cocaína.

Las fuentes judiciales consultadas explicaron que se trataba de pequeñas bandas que actuaban de manera independiente pero que respondían a los mismos distribuidores.

Las investigaciones y escuchas telefónicas, demandaron más de 5 meses.

Tal cual lo establece el protocolo, se tomaron muestras de cada cargamento que servirán luego como pruebas cuando se lleven adelante los procesos judiciales contra los imputados en cada uno de los casos.

Editor Picks