La tensión universitaria crece y se expresa en la Ruta 22

El lunes habrá un corte en el acceso principal a la ciudad, en reclamo de mayor presupuesto. El IUPA también atraviesa un conflicto interno con un sector gremial.

Las tres universidades asentadas en Roca viven días agitados. En las dos nacionales, UNCo y UNRN, hay reclamos centrados en el presupuesto para este año y para el 2019.

Después de las movilizaciones y los abrazos a los edificios de ambas instituciones en la ciudad, el próximo lunes habrá una protesta con bloqueos al tránsito en la Ruta 22.

La medida se definió a mediados de semana y se sumará al corte realizado ayer en la zona de los puentes carreteros que comunican Río Negro y Neuquén.

Desde la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales y la Facultad de Lenguas decidieron concentrarse a las 10 del lunes en Avenida Roca y Ruta 22 para visibilizar el malestar con el gobierno nacional.

El reclamo presupuestario comenzó los primeros días de agosto y ya lleva un mes de luchas y asambleas. El 30 de agosto una marcha federal recorrió todos los puntos del país con 350 millones de personas en Capital Federal, 10 mil en Neuquén y unos 3000 en Roca.

Protesta el jueves 6 estudiantes y trabajadores en los puentes carreteros (Foto: Florencia Salto)

En la sede local de la UNRN también se realizaron asambleas esta semana, evaluándose incluso la toma de las instalaciones ubicadas en calle Estados Unidos 750, algo que finalmente no ocurrió.

Además del corte del lunes, en Roca se definieron otras actividades, que se llevaron a cabo durante las últimas jornadas. El miércoles hubo “semaforazos” en Avenida Roca y Tucumán y ayer por la tarde se realizaba una asamblea estudiantil. En tanto, el viernes 21 se realizará un festival en el centro.

Ver más: Crearon un fondo de alimentos en la Fadecs para pasar la crisis 

Continuidad laboral

Por su parte, el Instituto Universitario Patagónico de las Artes cerró una semana tensa, por el paro de un sector de los docentes, agremiados en Adiupa.

Este sindicato, que representa a unos 80 de los casi 500 empleados de la institución, reclama al rectorado firmar un compromiso para mantener en sus puestos a todos los agentes.

Ante esta protesta y previo a la asamblea que realizó el martes el otro gremio, Sitraiupa, desde la gestión se difundió una resolución que garantiza la continuidad laboral de sus trabajadores.

La resolución, que lleva la firma del rector normalizador Gerardo Blanes, establece “garantizar la continuidad laboral de todos los trabajadores de IUPA, a partir de la firma del acuerdo con los trabajadores y hasta tanto se efectivicen los mecanismos de regularización establecidos por las legislación vigente y con las reservas efectuadas en los considerandos”.

“Esta iniciativa se enmarca dentro del proyecto institucional presentado oportunamente ante la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU), en el que se contemplan los distintos pasos que la universidad ha venido sumando”, se explicó desde la institución.

En la resolución, además, se expresa que se convocará a los trabajadores a la firma de un acuerdo que establezca lineamientos básicos de lo se expresa en los considerandos; entre esos puntos, que una vez que se realice el Ciclo de Complementación Curricular que ponga en situación de igualdad a todos los docentes, se abrirán los concursos pertinentes.

“Los cargos serán sustanciados según los mecanismos de regularización que determinan la Ley de Educación Superior n° 24.521 en su art. 51, la Ley Organiza de Educación Superior de Rio Negro n° 4819 en su art. 113 y en las disposiciones de la Constitución de la Provincia de Rio Negro en su art. 51, como así también a través de la firma de un acuerdo con los trabajadores de IUPA donde se establecerán las estructuras de cargos y escalas salariales”, se detalló.

  • La UNCo y la UNRN cumplieron la quinta semana sin actividad plena por el paro de los docentes.

Rechazo a los métodos violentos

La metodología utilizada por algunos de los integrantes de Adiupa fue cuestionada esta semana en un documento firmado por integrantes del equipo de gestión, ya que incluyeron escraches a familiares del rector, Gerardo Blanes, como también pintadas en el lugar donde el rector desarrolla su actividad profesional como psicólogo.

“Todas estas acciones se entrometieron en su intimidad y se excedieron respecto del espacio de encuentro y acción que nos incluye en el IUPA. Rechazamos la metodología del escrache en la vía pública y en las redes sociales como medida de coerción por la lucha de poder institucional hacia miembros de la gestión”, expresó el documento firmado por Lara Prytula, Sergio Arnal, Pablo Aís, Ezequiel Bagnato, Silvana Calicchia, Lisandro Martínez, Cecilia Guaragna, Armen Grigorian, Leonardo Álvarez, Nelson Vargas, Alicia Rodríguez, Bettina Pinto Aparicio y María Inés Arrizabalaga.

“La gestión no sólo es su Rector, Vicerrectora, Directores, Secretarios y Coordinadores, si no cada miembro de la comunidad toda, que con su trabajo colabora para el bien común y cuyo objetivo es que cada estudiante reciba la formación que eligió, los beneficios que como estudiantes les corresponden y que son política de esta gestión: las becas y el acceso al comedor; que obtengan los equipamientos, instrumentos e insumos”, sostuvieron.

  • El rector Blanes calificó como hechos de bullying los episodios que sufrió su hija y su familia.

Editor Picks