Denuncia por mala praxis: allanan y secuestran más documentación por la muerte de una paciente

La Justicia ordenó esta tarde un segundo allanamiento al hospital Francisco López Lima, esta vez a la sala de guardia, y secuestró importante documentación por la cual se intentará establecer cuál fue el mecanismo de asistencia que recibió Stella Maris Vega (37), quien el domingo falleció tras ser sometida a una laparoscopía por una ligadura de trompas.

Te puede interesar: “Le perforaron el intestino en la ligadura de trompas”

Fuentes judiciales confiaron a La Comuna que el procedimiento fue solicitado por el fiscal Luciano Garrido y contó con la firma del Juez de Garantías Julio Martínez Vivot. Las diligencias fueron realizadas por la fiscal adjunta, Analía Cofré.

Te puede interesar: Iniciaron sumarios por la muerte de una mujer tras una ligadura de trompas

Libros de ingreso y egreso de pacientes, y documentación de distintas áreas fueron algunos de los elementos que la fiscal secuestró y que en las próximas horas serán sumados a la causa.

Básicamente, con este procedimiento, el Ministerio Público Fiscal intentará determinar a qué procesos fue sometida la paciente quien había ingresado por una operación laparoscópica de ligadura de trompas el miércoles (10/7) por la noche. Finalmente Stella Maris fuer operada el jueves y tres días después falleció en la sala de terapia intensiva del nosocomio, tras ser sometida a una segunda operación por una infección generalizada, según reveló su pareja, Víctor Álvarez.

Te puede interesar: Entró por una ligadura de trompas, falleció y ahora denuncian mala praxis

Incluso, también se trató de establecer si existe alguna filmación de la primera cirugía a la que fue sometida la mujer de 37 años aunque se supo que las prácticas se filman pero no se graban por lo que no existe documentación sobre el proceso en cuestión.

Igualmente, la “amplia documentación recogida” fue secuestrada y en las próximas horas será sumada a la causa que fue caratulada -en un principio- como “muerte dudosa- posible mala praxis” aunque se estima que con el paso de los días esa calificación se modificará.

Cabe recordar que el domingo por la noche se realizó un primer allanamiento tras la denuncia de la pareja de Arias en la Comisaría 31, donde se logró secuestrar la historia clínica de la paciente.

Editor Picks