Marcharon para pedir la emergencia social en Río Negro

Unas 400 personas se movilizaron a Desarrollo Social. “Familias enteras tienen que ir a los comedores para acceder a un plato de comida”, afirmó una referente de la CCC.

Esta mañana unas 400 personas marcharon hasta el edificio del Ministerio de Desarrollo Social de Roca y pidieron que se declare la emergencia social, habitacional y alimentaria en Río Negro.

Aseguran que los merenderos y comedores que funcionan en los distintos barrios de Roca han duplicó la cantidad de personas que asisten y que los ingresos de las familias “no alcanzan para cubrir los servicios básicos”.

“Hoy nos convocamos para pedir se que declare a nivel provincial la emergencia social, habitacional y alimentaria. Pedimos por estas tres leyes que nos ayudarían a afrontar la dura situación que estamos viviendo en los barrios. El gobierno nacional con sus políticas nos pone entre la espada y la pared, porque hoy en día ya no podemos abastecer a nuestros hogares, la estamos pasando mal”, manifestó Nadia Ortiz, referente de Corriente Clasista y Combativa (CCC).

Integrantes de organizaciones sociales, movimientos de la economía popular, merenderos y comedores de distintos barrios de Roca marcharon por calle 25 de Mayo y se concentraron frente la delegación de Desarrollo Social sobre calle Rodhe al 350. Quienes se manifestaron solicitaron una reunión con el delegado en buscada de una solución efectiva a estos problemas.

“Llegamos a punto de tener que pensar si pagamos la luz o pagamos el gas. Además tenemos que ver cómo hacemos para pagar el alquiler, pero la realidad es que muchos no llegan a juntar esa plata, tampoco podemos acceder a un terreno o a una vivienda propia, hoy en día es inalcanzable, pero sabemos que es un derecho y es por eso que estamos luchando”.

Además explicó que la cantidad de merenderos en la ciudad ha aumentado notablemente y no solo eso sino que la cantidad de personas que van en búsqueda de una merienda o un plata de comida también. Ademas señaló que el gran sostén de estos espacios son las donaciones y colaboraciones de vecinos o intuiciones y la gran voluntad de las personas que trabajan para cocinar.

“En muy triste, hoy van familias enteras a los comedores a buscar un plato de comida porque la plata no les alcanza, pero el problema es lo que pasa con esas personas los días que los merenderos o comedores no abren. Necesitamos que nos den un respuesta para poder sobrellevar a estas situaciones”, remarcó la referente de la CCC.

Editor Picks