María Emilia Soria prometió subsidio para solucionar el problema del transporte

Una verdadera danza de números se ofrecen para destrabar el conflicto del transporte público urbano en Roca que lleva 13 días. Este domingo, mientras los choferes de la firma 18 de Mayo, se resguardaban a la sombra de un frondoso árbol, apareció la intendente electa, María Emilia Soria, junto al concejal electo Juan Mercado.

“Nos dijo que apenas asumiera iba a firmar un DNU (decreto de necesidad y urgencia) que implica $1.250.000 por cuatro meses y lo que falta lo tiene que poner la empresa. Esto es unos $600.000 más. Con eso alcanzaría para pagarnos el 20% de la escala salarial vigente. Nosotros esperamos que a eso se sumen tres cuotas de $15.000 por la deuda que tienen desde junio pasado. Con eso nosotros salimos a trabajar”, explicó el delegado de los choferes, Patricio Sandoval.

También lee: Choferes rechazaron otra oferta y siguen las protestas

Con esta nueva oferta, la compañía deberá responder en el transcurso de este lunes si es factible continuar con el pago de haberes y con la continuidad del servicio, al menos hasta marzo. “Si la empresa está de acuerdo con nuestra propuesta del pago en tres cuotas de $15.000 y lo deja sentado en la secretaría de trabajo, mañana no realizaremos medidas de fuerza”, aseguró Sandoval.

Desde el municipio indicaron que para concretar esta ayuda será necesario que la empresa presente lo requerido en reiteradas oportunidades: el balance anual económico contable de la empresa, suscrito por contador público de la matrícula, aprobado por el Concejo de Ciencias Económicas y que avale el estudio técnico de las finanzas que alega la empresa.

Además se agrega que el pago y sostenimiento de este subsidio quedaría “supeditado a la prestación plena e irrestricta del servicio público de transporte, con el levantamiento de todas las medidas de fuerza que están llevando los empleados, así como el cese inmediato de los cortes de calles con los bienes afectados al transporte público de pasajero”.

El viernes pasado también hubo una propuesta, pero de Martín Soria. Se trató de un subsidio de un millón de pesos por cuatro meses. Desde la empresa ofrecieron a los trabajadores pagar el 20% no remunerativo, pero estos rechazaron el ofrecimiento y pidieron que ese porcentaje sea remunerativo.

Editor Picks