Muerte en el hospital: la investigación no sólo apunta al médico que la operó

Con el secuestro de la historia clínica, y los primeros resultados de la autopsia que se le practicó al cuerpo de la joven sanjuanina, Stella Maris Vega (37), el fiscal Luciano Garrido comenzó a reconstruir las últimas horas de vida de la mujer, quien falleció luego de ser sometida a una cirugía por una ligadura de trompas, en el hospital Francisco López Lima.

Esta mañana, el representante del Ministerio Público Fiscal -en diálogo con La Comuna- adelantó que tenía previsto reunirse nuevamente con los peritos que llevaron adelante la autopsia al cuerpo de la mujer, madre de tres pequeños, quien falleció el domingo por la mañana producto de una infección generalizada (peritonitis).

Para Garrido, resulta fundamental determinar no sólo la responsabilidad de la persona que la operó y que pudo haber cometido el primer error (la perforación del intestino que devino en la peritonitis) sino también en todos los profesionales que la asistieron desde que ingresó nuevamente a la guardia del hospital Francisco López Lima, el viernes a la madrugada.

La investigación no solamente se limita a quien cometió la primera falla o falencia sino también apunta a determinar si esto se podría haber solucionado a las 2 de la mañana con un diagnóstico, cuando hizo la primera consulta. Y por qué no se pudo advertir en la segunda, a las 5 de la mañana..

Luciano Garrido, Fiscal

La autopsia realizada ayer al cuerpo de Stella Maris Vega reveló que la joven presentaba una perforación en el intestino, tal como el domingo (14/7) denunció su esposo, Víctor Álvarez, en la sede de la Comisaría 31.

Allí aseguró que su compañera y madre de sus tres hijos (3 meses, 2 y 5 años) había ingresado por una cirugía laparoscópica de ligadura de trompas el día jueves, y que tres días después se produjo su deceso.

Advirtió que un médico (que la atendió posteriormente) le aseguró que le habían perforado el intestino y que eso había derivado en una infección generalizada. El estudio forense realizado ayer, terminó por confirmar todas las sospechas de Víctor.

A partir de ese momento, la Justicia ordenó el secuestro de la historia clínica y de toda la documentación vinculada no sólo a la cirugía sino también a la cadena de asistencia que recibió la mujer una vez que regresó al nosocomio -en dos oportunidades- durante la madrugada del viernes.

Editor Picks