Padres de una nena denunciaron que su hija sufrió grooming

La denuncia la realizaron en el destacamento policial N° 178 y la ratificaron ante el Ministerio Público Fiscal.

Los padres de una nena de 11 años de Roca denunciaron que su hija sufrió grooming por parte de una persona que se contactó con ella a través de su teléfono celular. La denuncia la realizaron en el destacamento policial 178 y la ratificaron ante el Ministerio Público Fiscal.

Los padres denunciaron que la nena, que asiste a una escuela del centro de la ciudad, recibió mensajes de WhatsApp de un número con característica de la ciudad de Concepción de Tucumán, que pertenece a una compañera; pero ellos creen que podría ser un adulto el que envía los mensajes.

Según contaron, los mensajes decían: “Eres linda, te amo, ¿querés ser mi novia?”. Además la denuncia detalla que la persona le enviaba fotos con contenido pornográfico e imágenes de sus compañeros de grado. “¿Los conocés?”, le preguntaron a través de mensajes a la niña.

Los padres de la víctima expresaron su preocupación e indignación por la situación que atravesó su hija, que la continúa afectando. “Mi nena se hacía pis en la cama, se agarraba de la escalera y no quería ir a la escuela, lloraba”, dijo el papá de la pequeña a este medio.

También manifestaron que la denuncia no ha avanzado en la fiscalía y que tampoco su niña ha podido acceder a una psicóloga para tratar el trauma que padece.

Según el relato de ellos, el celular de donde se enviaron los textos pertenece a una compañera de grado de la víctima, pero para ellos hay un adulto detrás del delito.

Esperan que se conozca quién es el responsable, ya que desde que ocurrió el hecho, la damnificada no quiere ir a más a estudiar por miedo que vuelvan a enviar los mensajes.

¿Qué es el Grooming?

Es el acoso sexual virtual a niños, niñas y adolescentes. Consiste en acciones deliberadas por parte de un adulto de cara a establecer lazos de amistad con un niño. El adulto usa tácticas de seducción, provocación y envío de imágenes de contenido pornográfico para vulnerar la intimidad del chico.

El victimario inicia el acoso y chantajea a la víctima para lograr un encuentro físico para abusar sexualmente de él.

Editor Picks