Por problemas edilicios, 200 niños de un jardín están sin clases

Los 200 niños que concurren al jardín N° 23 de Roca vieron suspendidas sus actividades a raíz de la medida que iniciaron los padres y tutores perteneciente al establecimiento.

Desde la comunidad educativa aseguran que el edificio no se encuentra en condiciones seguras por lo que decidieron no enviar más a sus hijos a clase y ofrecieron un plazo de una semana a Educación para realizar los trabajos necesarios.

Tras varios reclamos por falta de mantenimiento por parte de los padres de los menores que asisten al jardín ubicado en barrio Aeroclub, sobre calle San Juan al 2514, denunciaron los peligros a los que están expuestos sus hijos y también quienes trabajan en el lugar.

Aseguraron que tanto el edificio como los juego ubicados en el patio no cumple con el estado correspondiente para su utilización, pero también apuntaron que muchas de las medidas de seguridad no están vigentes como el caso de los matafuego. De los 9 artefactos que tiene el establecimiento apuntaron que solo 5 están en condiciones de ser utilizados en caso de emergencia.

“Esto viene de hace mucho tiempo, son problemas graves que nos expone a un riesgo grande a los 30 trabajadores y a todos los niños que pasan largas horas aquí. Los padres desde el año pasado que están al tanto de esto y primero pidieron que el lunes de esta semana este todos los arreglos listo, y como vieron que no estaba todo solucionado decidieron no enviar más a los niños hasta que no estén los trabajos concluidos”, comentó Claudia Dominguez, directora del jardín.

Detalló que los problemas más grandes que los afectan son edilicios, como la rotura de una pared, problemas en puertas, luces, vidrios, juegos y elementos de seguridad.

“Ya hicimos muchos reclamos pero nunca obtuvimos respuesta, a partir de la medida de los padres se acercaron a poner una lamparas de luces pero todo va muy lento. Acá hay que hacer mucho trabajo pero aun no está el compromiso”, resaltó Dominguez.

Editor Picks