Roca sigue de fiesta… es tiempo de carnaval

Todavía se siente el eco de la Fiesta de la Manzana y Roca se prepara para un nuevo fin de semana de celebración popular.
Disfraces, tambores, maquillaje y decenas de sonrisas están listos para vivir una celebración de carnaval inolvidable en la ciudad.
Los integrantes de cuatro murgas y una agrupación de candombe trabajan a pleno desde hace varios días para que este lunes la esquina de San Juan y Gelonch se convierta en la más colorida de Roca.
Allí, como el año pasado, se desplegará a partir de las 18 el tradicional festejo, con presentación de murgas en el escenario, pintura en vivo, música y bandas invitadas.
A partir de las 16, está prevista la concentración de agrupaciones, para luego comenzar con el desfile, que será por calle Gelonch, desde Santa Cruz a San Juan. Al finalizar el recorrido, se presentarán las murgas en el escenario.
Además del desfile de murgas, cuerdas de candombe y comparsas llenarán de alegría toda la zona lindera al Paseo del Canal Grande.
En ese sector encontró “La Comuna” a los integrantes de La Barriada Sin Fin, en uno de los últimos ensayos.
“Estamos a full. Este año estamos con la organización entre varios. Somos cuatro murgas de Roca y una agrupación de candombe, que se llama Piuke do samba”, cuenta Lucila Pereyra.
La joven recuerda que la ciudad recuperó la celebración del carnaval el año pasado, después de un largo período sin festejos.
“Si no lo hacemos nosotros, no lo hace nadie”, asegura antes de mencionar que la Municipalidad aporta el 50 por ciento de los costos y que el resto va por cuenta de ellos.

El despliegue de bailarines y músicas del próximo lunes será importante. Por cada murga hay unas 40 personas, por lo tanto se espera a unas 200 personas “en escena”.
Y dentro de ese universo de ritmos y disfraces habrá pequeños de 12 años, como Pía, la integrantes más joven de La Barriada Sin Fin, y adultos con “más de 70 febreros”, como Facu, al que sus compañeros describen como “la alegría de la murga”.
“El carnaval no hay que perderlo. El año pasado se reactivó y por eso estamos trabajando mucho. Para nosotros febrero es el mes más lindo del año”, dice Lucila.
Ella ingresó hace tres meses y ya se siente una más en este grupo que en diciembre de este año cumplirá una década en Roca.
Antes de vivir la experiencia desde adentro fue una fiel seguidora de las presentaciones y por eso asegura que “la murga es contención cultural, es una familia gigante”.
“Entre todos nos ayudamos. Los pasos demandan mucha técnica y práctica, pero el grupo ayuda mucho”, describe.
La barriada ensaya dos veces por semana: miércoles y sábados a las 19 en el memorial de Malvinas que se encuentra a la vera de calle San Juan.

Editor Picks