Se reúnen con concejales tras cortar la calle por desbordes cloacales

En el barrio Los Olmos cortan las calles Viedma y República del Líbano desde ayer. Esperan que el encuentro sirva para agilizar el inicio de la obra.

Tras los reiterados reclamos sin respuestas los vecinos del barrio Los Olmos decidieron tomar medidas más fuertes. Desde ayer a la tarde mantienen un corte de calle en manifestación de su enojo por los reiterados problemas causados por los desbordes cloacales.

Esta mañana, a partir de las 10 los afectados se reunirán con los concejales para debatir la posibilidad de agilizar el arreglo de la rotura de cañería ubicado en la intersección de calle República del Líbano y Viedma.

“Vienen los trabajadores de Aguas Rionegrinas y hacen una pantomima de que van arreglar el problema pero sólo hacen parches que no duran más de un día. Hacen eso solo para decirles a los vecinos que están trabajando en nuestro problema, pero en realidad acá tienen que realizar el recambio de caños”, manifestó uno de los vecinos.

Un grupo de unas 7 personas que viven en la zona afectada, que mantiene el corte de la calle Viedma a la altura de República del Líbano, comenzó a convocar ayer a todos los vecinos de barrio a la reunión que hoy se va a desarrollar en el Concejo Deliberante de la ciudad, a parir de las 10.

“Desde el municipio realizaron algunas multas a la empresa encargada de resolver este tema, desde el área de medio ambiente realizaron la presentación de un recurso de amparo, pero nosotros seguimos en la misma situación. Esperamos que este encuentro sirva para agilizar la concreción de la obra que sea necesaria para que deje de salir líquido cloacal, que es responsabilidad de ARSA”, agregó Denis, uno de los vecinos.

Te puede interesar: Se rompió por novena vez un caño de agua en Roca

Los afectados sostienen que se trata de un problema que se desató hace ya varios años, pero desde enero desde año las dos bocas de cloacas ubicadas en la intersección de calle República del Líbano rebalsan día por medio.

Los vecinos hartos de esta situación habían decidido tapar el desborde con tierra y escombro pero el resultado fue peor de los que esperaban. Los fluidos comenzaron a salir por los baños de las viviendas.

La pérdidas de líquido generan enormes lagunas que se encuentran depositadas sobre las distintas calles del barrio Los Olmos y concluyen en la calle José Ingenieros. Los vecinos no solo deben soportar el fuerte olor que emana de las cloacas sino que el mayor temor es que los focos infecciosos que se generan pueda afectar la salud de las familias que allí viven.

Si bien todos los damnificados han reforzado los cuidados de higiene durante este año se ven preocupados por los niños y las personas mayores.

“Tenemos que desinfectar todos con lavandina todas las veces que podemos. Pero de todas manera todos el tiempo estamos en contacto con esa contaminación y si eso nos llega hacer mal a la salud nadie se va hacer responsable como sucede ahora”, señaló otro de los vecinos muy enojado.

Lee también: Colapso cloacal en Roca: ya son 15 los by pass en toda la ciudad

El recurso de amparo contra ARSA y DPA fue presentado por el municipio en octubre, ya que el organismo sostenía que se habían agotado todas las instancias administrativas a su alcance, iniciadas desde que se registraron los primeros desbordes.

En ese momento detallaron que el problema de cloacas se encontraba afectando las intersecciones de calle José Ingenieros con calles Chaco, Formosa, República del Líbano, Río Negro, Bahía Blanca y Resistencia, como así también en las esquinas de calle Viedma y calles República del Líbano y Río Negro.

Los vecinos aseguraron que mantendrán la protesta con corte de calle hasta que reciban una solución al problema.

Editor Picks