Un docente de la Fadecs irá a sumario por denuncias de violencia sexista

El Consejo Directivo sesionó durante seis horas el miércoles, para abordar las acusaciones contra docentes y estudiantes por violencia sexista, acoso y abuso.

Luego de una extensa y crítica sesión de Consejo Directivo de la Fadecs, se aprobó el miércoles el inicio de un sumario administrativo al docente de la Facultad Horacio Sampayo, acusado desde diciembre del 2017 por incurrir en violencia sexista en el ámbito laboral.

El caso de este docente no es el único en pleno proceso, pero sí el único de los casos docentes que comenzó a tratarse, ya que hubo dos denuncias por violencia sexista contra otros dos docentes de la Casa de Estudios.

En la sesión se abordó también el caso de dos estudiantes acusados por acoso y abuso sexual, Ayrton Lescano (acoso) y Pablo Sosa (acoso y abuso), decidiéndose avanzar en sus expedientes.

A Sosa se le designó un sumariante y se continúa con las medidas preventivas. En el caso de Lescano, se determinaron medidas y desde ahora no podrá asistir a la facultad durante un año.

En el caso de la denuncia contra el docente Sampayo había sido realizada en febrero por dos docentes mujeres de la UNCo. Ambas participaron de la sesión y dieron su testimonio en el recinto.

El órgano de cogobierno de la facultad definió también en esa instancia disponer medidas preventivas para que el docente investigado no se cruce con las denunciantes en ningún ámbito laboral.

La encargada de reunir la prueba y citar a los testigos, será la docente y Trabajadora Social Liliana Enriquez quién estará a la cabeza de la investigación como sumariante.

Las docentes habían radicado su denuncia amparadas por el “Protocolo de Intervención para casos de Violencia Sexista” aprobado en la Universidad Nacional del Comahue en 2014, así mismo lo hicieron otras mujeres desde febrero a este parte.

C.F. (iniciales de una de las denunciates) había realizado la denuncia el 4 de diciembre de 2017 y hasta el momento no se había tomado ninguna medida y continúa dando clases junto al denunciado, según su propio testimonio.

V.T. (otra de las denunciantes) también tomó la palabra y dijo que no se llevaron adelante los canales institucionales correspondientes ante esta situación; y puntualizó en que hacen falta “acciones pedagógicas para que esa persona no accione de manera violenta”.

Además, explicó que no se tomaron medidas preventivas y que ella no había sido formalmente informada de ninguna. La denunciante, propuso tener un lugar donde se trabaje de manera segura y donde “no seamos nosotras las que nos corramos de los lugares”.

El protocolo bajo la lupa

En la sesión, que duró más de seis horas, también estuvo presente el abogado de Sampayo, Silvio Garrido, quien alegó que no hay una uniformidad en cuanto a las denuncias y que en el Consejo Directivo no hay una interpretación unánime de lo que se va a hacer en cada caso en particular.

“Yo de por sí dudo mucho de la validez de este protocolo, de su convencionalidad, de su constitucionalidad, yo digo dónde está el derecho de defensa del imputado, dónde está la posibilidad de estar presente acá y ejercer su defensa” se preguntó.

Contó que recién el lunes pasado el denunciado se enteró de la sesión extraordinaria convocada para ayer, en la cual “no sabemos de qué denuncia en particular estamos hablando”.

“Yo voy a peticionar al Consejo Directivo, que previo a dar continuidad con estas actuaciones, se solicite un dictamen a la asesoría jurídica para corroborar la convencionalidad de este protocolo” agregó el defensor del acusado.

Silvio Garrido, el abogado del docente denunciado dio su parecer en la sesión (Foto: Hebe Rajneri)

Por último, reclamó que el Consejo debería haber tomado las medidas preventivas en el momento correspondiente, para que el “doctor Sampayo no se encuentre ahora en una situación de incertidumbre”.

En respuesta al letrado, la consejera docente Lieza Solaro aclaró “que todavía no se lo ha sancionado, las medidas que se tomaron son preventivas porque, de por medio, hay violencia sexista que para nosotros es una denuncia grave, porque en esta Facultad y en esta Universidad se ha tomado como política la no violencia de género”.

José Luis Bonifacio, uno de los consejeros de la oposición, le respondió al abogado Garrido afirmando que el Consejo Directivo “es un órgano político elegido por sus representantes y no un tribunal de justicia”.

Luego aclaró que “hay un procedimiento que no se cumplió, que es el informe del decano, que podría haber evitado toda esta situación que se vivió, qué es aplicar el protocolo”.

Por su parte, el docente Pablo Schleifer, aseguró que el no cumplimiento de los plazos establecidos en el protocolo es responsabilidad del decano ya que es “el responsable político de esta Facultad”.

Para concluir, los consejeros acordaron continuar con la sesión este viernes a las 14, cuando el Consejo Directivo vuelva a reunirse para tratar el caso de otro docente de Abogacía que fue denunciado.

“Yo de por sí dudo mucho de la validez de este protocolo, de su convencionalidad, de su constitucionalidad” Silvio Garrido, abogado del docente Sampayo

¿Que dice el protocolo?

La ordenanza de la UNCo (1572) dispone que una vez hecha una denuncia, en el Área de Bienestar de la Facultad, esta debe notificar al decano dentro de las 48 horas siguientes, quien tiene un plazo de hasta cinco días para convocar a una sesión extraordinaria y abordar el tema.

Además, se expresa que las autoridades deben tomar medidas preventivas inmediatas para que las denunciantes no se vean inmersas en una situación de represalias o revictimización.

Un sector de consejeros de la oposición ya venía criticando en los días anteriores y ante “Río Negro” que la gestión a cargo de Andrés Ponce de León venía “incumpliendo con el protocolo”.

El dato

  • 10 casos de violencia sexista fueron denunciados por docentes y alumnas en menos de un año en la Fadecs

Editor Picks