Una pérdida de gas desnudó problemas estructurales en el hospital de Roca

Debieron suspender el servicio en cuatro sectores. Arreglarlo demandará un millón de pesos.

El hospital Francisco López Lima debió suspender el servicio de gas en al menos cuatro sectores a raíz de una perdida de gas.  Si bien anunciaron que el problema había sido solucionado ayer, debieron iniciar un recambio estructural de cañerías que implicará una inversión provincial que ronda el millón de pesos.

Aseguraron que la suspensión del servicio no afectó directamente los espacios de mayores cuidados, pero sí áreas de mantenimiento, lo que despertó la disconformidad de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), ya que los trabajadores de estas áreas seguirán sin el servicio.

“El corte de gas en los sectores de mantenimiento, mucamos y lavadero será definitivo. Pero esto no nos genera ninguna dificultad para seguir funcionando con normalidad. La empresa Camuzzi nos recomendó que estos espacios ya no tengan anafe, porque las dejan prendidas y es un peligro. El gas en estos sectores se utiliza únicamente para tomar mate, será cuestión de cambiar hábitos”, mencionó Ana Senesi, directora del hospital.

Senesi agregó que esta semana se instalarán pavas eléctricas y dispenser de agua caliente para lo que trabajadores puedan mantener el espacio en las mismas condiciones, pero con otras herramientas que no pongan en peligro el área. Luego del control de la empresa proveedora de gas, el nosocomio debió tomar medidas para mejorar las instalaciones.

“Nos pidieron hacer conexiones más modernas, el lugar tiene cañerías muy viejas y reparaciones caseras que debemos cambiar. Tras la pérdida que se registró hacer algunos días creemos pertinente iniciar ya con los trabajos para llegar al invierno con un mejor servicio para todos los pacientes y personal del establecimiento”, comentó Senesi.

Fabian Zgaib, ministro de salud de Río Negro sostuvo que el lunes se aprobaron los presupuestos y que ayer se iniciaron los trabajos que significarán una inversión cercana al millón de pesos.

Detalló que al igual que varios establecimientos públicos las cañerías de gas del hospital de Roca se encuentran en malas condiciones por lo que deberán ser reparadas en su mayoría, pero resaltó que esto no generará ningún inconveniente en la prestación del servicio sanitario.

La falta de gas en el hospital se conoció a través de ATE, que detalló que el servicio se encuentra interrumpido hace ya cuatro días y afecta el área de mantenimiento, mucamos, hall central y lavadero. A través de un comunicado exigieron que la reparación del problema sea inmediata

Editor Picks