Ya está en su casa el nene con Síndrome Urémico Hemolítico

Unos días de atención en una clínica privada de Neuquén terminaron de estabilizar el cuadro del nene  que sufrió Síndrome Urémico Hemolítico. De todas maneras el alerta y las recomendaciones continúan.

El caso del nene de un año y 11 meses de Roca fue detectado en la primera semana del año, y si bien no trascendieron los motivos por los que pudo haber contraído la enfermedad, su evolución fue rápida porque pudo ser tratado a tiempo.

Tras haber estado internado unos días en el hospital Francisco López Lima, fue derivado a una clínica de Neuquén, para completar la recuperación. Luego de recibir la última parte del tratamiento, le dieron el alta y ya se encuentra en su casa con su familia.

Además de él, en esa misma semana se detectaron otros dos casos: un chico de cinco años de Río Colorado que revestía “gravedad moderada” y que fue derivado a Bahía Blanca y una nena de dos años y nueve meses oriunda de Neuquén que pasó las fiestas en Mainque.

Ver más: Tres casos de Síndrome Urémico Hemolítico alertan a la región

Cómo se contrae

Ante diferentes versiones de cómo se puede contraer la enfermedad, desde el Ministerio de Salud se informó ante que es real el aumento del riesgo de esta enfermedad en meses cálidos y que se trata de una enfermedad transmitida por alimentos contaminados con un tipo específico de la bacteria Escherichia coli que se encuentra frecuentemente en el intestino del ganado bovino y otros de granja.

Fuente: Ministerio de Salud Río Negro

La principal forma de contagio es mediante el consumo de carne picada insuficientemente cocida, leche no pasteurizada, frutas y verduras lavadas con aguas contaminadas u otros alimentos contaminados. También se puede contagiar de persona a persona por la falta de higiene en las manos.

Principalmente afecta a niños y adultos mayores, aunque los adultos también pueden padecerla, especialmente los que tengan su sistema inmunológico deprimido.

Se manifiesta con una diarrea, a veces con sangre, fiebre y/o vómitos, decaimiento y deshidratación, luego evoluciona hacia la colitis hemorrágica con una duración de cuatro a seis días, el paciente rápidamente se torna pálido y anémico. Puede presentar complicaciones evolucionando hacia el SUH presentando fallas en la función de los riñones. La enfermedad puede ser muy grave.

Editor Picks