Editorial: caprichos con dineros públicos

Seis cuadras separan la Coordinación Regional del Ministerio de Educación del Municipio de Roca.
Diez minutos de caminata alcanzan para conectar los despachos de la delegada del organismo provincial y del secretario de Obras Públicas de la ciudad.

Pero nadie tiene la voluntad para hacer ese sencillo recorrido, porque antes de emprender viaje hay que superar el abismo político entre ambos gobiernos. Y nadie quiere tentar a la suerte, por la posibilidad de encontrar a su jefe en un mal día y llevarse un reproche, tan solo por hablar con alguien del equipo contrario.

Así de absurda es la relación actual entre los representantes de los dos estados que tienen responsabilidad sobre los servicios que reciben día a día más de 100.000 personas en esta ciudad.

El detalle que parecen haber olvidado los entretenidos con este juego es que sus caprichos están empezando a salir caros a todos los roquenses.

La incapacidad que demostraron la Provincia y el Municipio para coordinar la apertura de una calle y facilitar así el acceso al CET 33 será de alto costo para las cuentas públicas.

Educación dice que se cansó de enviar notas al gobierno local pidiendo la obra y que ante la falta de respuestas oficiales, decidieron ejecutarla con fondos de su presupuesto.

El municipio informó que la apertura de la Avenida Roca, al norte de calle Evita, había sido anticipada por el intendente en su discurso de presentación del Presupuesto 2019.

Ningún argumento es suficiente para superar la sensación que generan las insólitas imágenes de las máquinas de Vialidad Rionegrina y del municipio trabajando en paralelo para llegar al mismo lugar.

Uno de los dos pagará sin sentido miles de pesos por las horas máquina y hombre necesarias para despejar el camino hacia el nuevo secundario del barrio Quinta 25.

¿No les importa ese dispendio de recursos del Estado? ¿Todo vale con tal de hacerle una zancadilla cada vez mejor al adversario político de turno?

Lamentablemente, no es el primer ejemplo sobre los perjuicios para los roquenses por la incapacidad de los gobiernos provincial y municipal para dialogar al margen de sus diferencias políticas.

En julio se supo que no hay cruce de datos entre los organismos de fiscalización tributaria, impidiendo un trabajo eficiente que permita saber quiénes compiten en forma leal o desleal en el ámbito comercial.
Pésimos antecedentes para imaginar lo que será el tránsito si finalmente se licita el Plan Director de Cloacas -como promete el gobierno provincial para el 2019- y debe coordinarse un esquema de circulación alternativo por las obras simultáneas en diferentes zonas de la ciudad.

Seis cuadras. Diez minutos de caminata. Media hora de reunión. Entender que administran plata de los contribuyentes y que no pueden hacer lo que quieran con ella. ¿Tan difícil?

  • La incapacidad para coordinar la apertura de una calle y facilitar el acceso al CET 33 será de alto costo.

Editor Picks