Editorial: No hay que esperar al 10 de diciembre

El nuevo gobierno asumirá recién dentro de cinco meses y medio. Sin embargo, la lejanía no impide visualizar una agenda de temas importantes que no pasaron -o apenas sobrevolaron- por la agenda de campaña.

Incluso algunos comparten la doble característica de urgentes e importantes, por lo tanto, bien podrían formar parte la transición del segundo semestre. El municipio no puede seguir siendo un tibio actor de las políticas de género.

Si tendremos por primera vez en la historia una intendenta, mantener las escuálidas partidas presupuestarias que se asignaron durante los últimos años al Consejo Local de la Mujer harán mucho mayor el contraste.

El gobierno local ensayó meses atrás una postura activa, con la creación del Consejo de la Mujer Diversa, nombre que tampoco estaba en los planes del oficialismo y que se incorporó luego de un reclamo público de organizaciones.

Hoy esas mismas militantes que el año pasado presentaron sus propuestas en el Deliberante aseguran que fueron pocos los avances reales y que las representantes del Ejecutivo continúan generando la sensación de que la prevención y la asistencia a las víctimas de la violencia no es una prioridad para la gestión local.

El proyecto de Presupuesto 2020, que debe diseñarse durante agosto y elevarse antes del 1 de septiembre, dirá mucho sobre las intenciones del nuevo gobierno de saldar esa cuenta pendiente.
La Ruta 22 tiene la misma necesidad de garantizar fondos en el Presupuesto Nacional del año próximo.

Si realmente existe vocación de diálogo como se proclamó durante la etapa previa a las elecciones, las gestiones ante Nación y la Provincia para destrabar las obras del tramo que atraviesa Roca deberían comenzar rápidamente.

Sólo una señal fuerte de consenso local y regional podría torcer el rumbo de abandono que tiene el proyecto desde hace más de un año, logrando que se defina un modelo de autovía o autopista y se reserven las partidas para la reactivación.

Y hablando de desarrollo, llamó la atención que el futuro del aeropuerto no se incluyera entre las prioridades de los candidatos en la etapa proselitista.

El último esfuerzo municipal para que el “Arturo Illia” tenga vida más allá de la actividad deportiva y privada se remonta al 2012, cuando surgió la posibilidad de acondicionarlo para que funcione como pista alternativa a Neuquén.

El complejo ahora está en manos de la Provincia. La sinergia con el gobierno local seguramente potenciaría las chances de lograr una actividad comercial que reposicione a la ciudad en el mapa aeronáutico del país.

En síntesis, el diálogo y la apertura prometidos durante los últimos 45 días no deberían esperar el 10 de diciembre para ponerse en marcha. Llegar a la asunción con procesos de cambio en marcha seguramente aumentará el crédito conseguido ayer en las urnas.

  • El diálogo y la apertura prometidos durante los últimos 45 días no deberían demorarse, para ponerse en marcha rápido.

Editor Picks