Editorial: Un tironeado calendario electoral

Roca dio un paso adelante cuando aprobó desde el Concejo Deliberante la ordenanza que permite votar en la escuela más cercana al domicilio fijado en el DNI.

Pero ese aporte a la tranquilidad de los vecinos -que además asestó un golpe contundente al histórico acarreo de votantes- no será suficiente para impedir que este año haya que ir a ese colegio hasta cinco veces para entrar al cuarto oscuro.

La faena empezará este domingo con las elecciones provinciales que definirán gobernador, vice y 46 legisladores. Las boletas en la ciudad tendrán tres tramos, con la fórmula arriba, la “sábana” de 22 candidatos al parlamento al medio y finalmente los tres postulantes a representar a los vecinos del Circuito Alto Valle Centro, integrado por Roca, Allen y Cervantes.

Luego vendrán las PASO del 11 de agosto. De ahí surgirán los candidatos presidenciales, pero también los postulantes a diputados y senadores por Río Negro. Este año se renuevan tres bancas por cada cámara del Congreso.

¿Quién sigue en el calendario?

Ahí están las principales expectativas para los roquenses, porque el invierno traerá la fecha de comicios municipales.

La convocatoria tiene que ser 60 días antes del domingo elegido y mucho se definirá el próximo 7 de abril, una jornada que marcará a fuego los proyectos del sorismo que gobierna desde hace casi 16 años la ciudad. Con Martín Soria como gobernador electo, el escenario de continuidad tiene altas chances. Con Martín Soria derrotado, los roquenses asistiremos a un intenso período de especulaciones, con el calendario electoral municipal tironeado para adaptarlo a las conveniencias políticas del oficialismo.

La primera tentación para el FpV será convocar para el mismo día que las elecciones nacionales y atar la lista local a una extensa boleta que podría tenerlo al propio Soria como candidato al Congreso y a Cristina Fernández de Kirchner en la cabeza. Pero la Carta Orgánica prohibe esa simultaneidad de fechas. ¿Se animará Soria a pasar por encima de la letra de los constituyentes después de todo lo que bregó para que en la provincia se respetara la Constitución y Weretilneck no pueda ser candidato?

El sentido común indica que -más allá de los antecedentes en los que se unificaron las fechas- la incansable arenga por el respeto a las normas impondrá una elección municipal con calendario independiente.

Y allí vuelve a ser relevante el resultado del 7 de abril. Si el sorismo pierde, el camino de los principales partidos de la oposición local está trazado para confluir en una sola boleta. Otra campaña de nervios, marcada por la polarización.

Ya casi dejando un surco entre la casa y la escuela, la quinta votación será el 24 de noviembre, con el balotaje presidencial. A esa altura ya caminaremos otra ciudad, otra provincia y ojalá marchemos hacia otro país.

  • El sentido común indica que se impondrá una elección municipal con fecha independiente.

Editor Picks