Innecesaria postergación del fin de la pirotecnia

En la previa de la Navidad todavía se escuchan las explosiones de pirotecnia en Roca. La ciudad se quedó sola si se comparan las normativas de sus vecinos de toda la región. Es una zona gris, donde se anuncia que en su fiesta mayor, la Manzana, sólo habrá show lumínico, es decir sin ruido, pero en las fiestas de fin de año todavía se pueden utilizar.

El municipio asegura que es el primer paso para la prohibición total de la pirotecnia con ruido. Tal vez era la oportunidad para hacerlo todo junto.

La sociedad dio pasos muy grandes en muchos aspectos, cambió paradigmas que parecían imposibles, y algo tan simple como la pirotecnia, sigue todavía en pie. Es decir, la misma ciudad que le puso fin a la elección de la reina porque cosifica a la mujer, en cambio dilata la resolución del tema de la pirotecnia.

Ver nota relacionada: Esta será la última Navidad con pirotecnia de estruendo en Roca

Los comerciantes dicen que da muy buenas ganancias, pero que cada año se vende menos porque la gente se va concientizando de los efectos secundarios que provoca. Desde los animales a los niños padecen los ruidos de diferente manera, pero a pesar de los insistentes pedidos no hay cambio de postura.

Resulta llamativo que una ciudad de punta como Roca, que se mostró moderna y progresista en muchos aspectos, no se decida a terminar de una buena vez con la pirotecnia ruidosa. Y si se imponen solo los productos lumínicos, habrá que optar por ellos.

La pirotecnia no deja de ser una expresión de alegría, de euforia, no es más que un modo de expresar sensaciones cuando la fecha lo amerita. pero hay otros modos de hacerlo sin afectar a otras personas y a los animales.

El tema está muy discutido, casi diría está agotado, es tiempo de decidir. Habrá que poner este agenda en agenda de una buena vez y sumar a Roca a todas las ciudades que ya la prohibieron.

Editor Picks