“No entendemos por qué se autorizó el aumento”

El aumento del boleto de colectivos urbanos

Por Sonia Kopprio* 

El aumento del boleto de colectivos es preocupante para nuestro sector, como para tantos otros trabajadores de la ciudad. La mayoría de las empleadas domésticas se traslada en los urbanos.

Algunas tienen que hacer cuatro o cinco viajes por día, porque vienen desde los barrios más alejados -como Alta Barda, Paso Córdoba, J.J. Gómez- o deben llegar desde la zona urbana hasta los barrios privados.

Eso incrementa el gasto a las compañeras y un aumento de este tipo, como el que se aplicará este año, las perjudica mucho.

Estamos hablando de un sueldo de una trabajadora de 6.000 pesos por ocho horas de trabajo, suma que de todas maneras no siempre se cumple.

Nosotros sacamos la cuenta y una compañera que se tiene que trasladar, por ejemplo, desde la zona del barrio Universitario hasta el centro, necesitará 1.500 pesos al mes cuando se aplique todo el aumento del 32%, sólo para hacer dos viajes por día.

Realmente es angustiante, porque se autoriza una suba del 32% para colectivos urbanos cuando en todos los medios se publicó que el aumento para el servicio de larga distancia fue del 28% a partir de abril.

Entonces nosotros, como usuarios del servicio, no entendemos por qué se autorizó un aumento de esta magnitud en Roca.

Otro aspecto a tener en cuenta es que en la mayoría de los casos las trabajadoras se tienen que hacer cargo del costo de los traslados.

Muchas veces ocurre que los empleadores las engañan, porque incluyen el viático en el sueldo, cuando es algo que tiene que cobrarse aparte.

Ese tema está a punto de resolverse, porque quedó pendiente para la próxima reunión de la Comisión Nacional, junto a la antigüedad y el presentismo.

El viático no sólo va a incluir el pasaje de colectivo, sino también la comida, porque también ocurren muchos casos en los que las trabajadoras están desde la mañana a la tarde y no les dan el almuerzo ni un té.

A nivel local nos gustaría que nos escucharan, porque siempre fuimos desvalorizadas.

El gremio cumplió 14 años este 5 de abril, pero seguimos sintiendo esa falta de reconocimiento, incluso de parte de los empleadores, que les dicen a las afiliadas que nosotros les lavamos la cabeza, que inventamos.

Nosotros no inventamos ninguna ley. Sólo buscamos hacer respetar las normas que existen para que las trabajadoras no sigan ignorando sus derechos.

Sesenta años tuvimos que esperar para reubicarnos en la sociedad y poder sentarse ante los empleadores y reclamar lo que corresponde.

Hoy con todos estos aumentos, estamos bajo el índice de pobreza. En Roca somos más de 7.000 trabajadoras, entre las que hay cuidadoras de personas adultas, las niñeras, los jardineros. Hoy todo el mundo tiene una trabajadora en su casa.

Por eso decimos que hacen falta normativas a nivel provincial y local, pero nunca hemos tenido la oportunidad de tener un legislador que se acerque a nosotros.

Vienen, dicen “mañana volvemos” y no vuelven. Quizás sea porque ellos también tienen sus empleadas en situación irregular.

Ver nota relacionada: 18 de Mayo: “Lo ideal sería aumentar el número de pasajeros”

*Secretaria general del Sindicato de Personal de Servicio Doméstico

Editor Picks