Corrió por la vida: con el riñón de su papá, cosechó un triunfo internacional

Javier Monti es roquense, ferretero y ahora deportista. Fue trasplantado y dos años después, está entre los campeones de caminata aeróbica en los Juegos Latinoamericanos de Transplantados. La historia detrás de la medalla.

Javier celebra la vida en el podio de los Juegos de los Transplantados en Salta, que terminaron el 4 de noviembre pasado. Vuelve a Roca con la medalla de plata en caminata aeróbica bajo el brazo y un gran orgullo, junto a otros tres rionegrinos que se llevaron dos de plata y una de oro en otras disciplinas.

Para entender su historia, es preciso retroceder poco más de 7 años en el calendario. Más precisamente, al momento en que su vida sufrió un quiebre. La Enfermedad de Berger, que afecta al riñón, apareció en su camino como un obstáculo que le fue cerrando puertas de a poco.

Consciente de que debía atacar el problema urgente, Javier fue a Neuquén con la intención de gestionar un trasplante, con su padre como donante. Sin embargo, allí llegó el primer golpe. “Me dijeron que no había expectativas, porque mi padre era muy grande, en aquel momento tenía 57 años. Y me sorprendí porque él estaba intacto, había hecho deporte y se había cuidado toda su vida… así es que tuvimos que ir a Buenos Aires”, rememora Javier.

Con sólo 37 años, el roquense dueño de una ferretería y padre de dos hijos, enfrentaba una situación delicada. Formaba parte de la lista de espera por un riñón, como las 7.782 personas que necesitan un órgano hoy para salvar su vida.

Pasó casi 7 años, entre diálisis diarias (primero en casa, luego mediante máquinas por sus defensas) y subibajas emocionales. Pero el destino premió tanto aguante y finalmente, el 6 de septiembre de 2016 en Buenos Aires se realizó el trasplante.

Su padre, maratonista de toda la vida, fue quien donó el riñón. “Debilitó su cuerpo con tal de ayudarme”, explica Javier hoy. Todo salió bien, pero hubo un plus. Es que la donación no fue sólo de órganos: también de vitalidad. Javier se recuperó de a poco y empezó a vincularse al deporte, ese que hacía ocasionalmente previo a la enfermedad pero que hoy asoma como su gran aliado.

“Yo hacía deporte en conjunto únicamente, nunca individual. De a poco me fui acercando a esta disciplina, primero trotando lentamente y ya después pensando en la maratón”, explica el protagonista de la historia. Fue allí que Javier encontró una motivación que generó una retroalimentación, porque en cada paso y en cada progreso, el roquense ve más claro su futuro.

Y si de motivaciones se trata, lo que ocurrió hace dos meses fue un quiebre más en su vida. Llegó la invitación para formar parte de los Juegos Argentinos y Latinoamericanos de trasplantados en Salta, un evento que convoca a cientos de deportistas de todo el continente.

Javier, participando de los Juegos en Salta

“Si me lo decían hace un par de años, no lo hubiera creído”, contó entre risas. Desde que se decidió a viajar hizo de todo. Su pareja, familia, amigos, conocidos y la fundación Celebra la Vida -de la que forma parte- lo ayudaron para juntar dinero.

Javier también se encarga de darle difusión a la donación. “Es momento de tomar conciencia de la importancia de este tema, y que se sepa que no sólo un fallecido puede donar sino también los vivos”, explicó.

Si el de arriba y mi papá dijeron que me tengo que quedar, entonces hay que aprovechar. Me dieron una chance”. Javier Monti, transplantado renal

Por primera vez, Río Negro tuvo delegación

Son cuatro los deportistas que representaron a la provincia en los Juegos XII Juegos Argentinos y IX Latinoamericanos para Trasplantados en Salta.

Javier Monti (Roca), Sergio Ziauruiz (Regina), Daniel Cuenca (Río Colorado) y Gabriela Borraro (Bariloche), compitieron en la disciplina de atletismo. “Recibieron trasplante renal, cardiaco, medula ósea. Algunos hacían deporte, otros no. La idea es incentivar el deporte del trasplantado con indicación médica”, apuntó Guillermina Krenz trabajadora social de Incucai Río Negro.

El evento constó de doce disciplinas: natación, atletismo, ciclismo, tenis, tenis de mesa, vóley, squash, golf, bádminton, padel, petanque y triatlón virtual.

  • 400 atletas de Argentina, Uruguay, Brasil, Colombia, Chile, México, Paraguay Venezuela y Perú participaron.

Editor Picks