Franco Benvenuto, del calor roquense a la nieve americana

Franco Benvenuto es un pibe roquense que tiene un ritmo de vida bastante particular. Para empezar, vive de invierno en invierno. Y así como no suele ver demasiado el sol, tampoco tiene un lugar fijo: vive seis meses en Estados Unidos y seis en Bariloche, aunque la partida de nacimiento (y el corazón) marcan que su territorio es Roca.

A los 17 años me fui de Roca hacia Bariloche, con la intención de estudiar Instructorado de Ski en la asociación AADIDES y Licenciatura en Turismo en la UNRN. Cuando iba a Bariloche de chico con mi familia estábamos sólo una semana, y como era costoso apenas esquiabamos 2 o 3 días. A mi me gustaba mucho, y pensé que no quería esperar un año para volver a hacerlo, entonces empecé a averiguar”, afirma.

Franco y su gran pasión: el ski. El deporte lo llevó por el mundo.

Franco lleva ya un buen tiempo en este ámbito, y se perfeccionó al punto tal de poder ser profesor. “Hay 5 niveles de Instructor de Ski. A partir de Nivel 4 sos profesor de los profesores de Nivel 1. Y en Nivel 5, ya podés enseñar hasta a los profesores de Nivel 3. Este último es un cambio grande, porque ya estás avalado por la ISIA, la asociación internacional. Yo estoy en ese nivel, y por eso puedo trabajar en cualquier lugar del mundo”, expresó.

El ritmo invernal de Franco se entiende más cuando él mismo lo explica: “En 2013 empecé a hacer la ‘doble temporada’, viviendo de invierno en invierno. Entre 2013 y 2015 trabajé en California, en un lugar llamado Lake Tahoe. Y de ahí en adelante estoy haciendo las temporadas en Utah, en una ciudad llamada Park City”.

Claro, vivir en EE. UU. no es para cualquier extranjero. “No es fácil estar acá, porque se requiere un tipo de visado bastante particular. Es una visa llamada H2B, que la empresa americana saca. Es una especie de sponsor, ellos piden los permisos al gobierno y desde allá se habilita cierta cantidad de plazas”, explicó Benvenuto.

“A Roca intento ir siempre una o dos veces por año, después de las temporadas. Aprovecho para descansar, estar con mi familia”.

Sin un lugar “fijo”, Franco se mueve según donde haya nieve: “Hago la temporada completa y después voy a Bariloche, donde a fines de junio comienza la temporada. Ahí en Bariloche tengo mi propio proyecto de una pequeña escuela de ski, porque el nivel 3 me habilita a trabajar de forma independiente. Y ahí trabajo hasta principios de octubre, y empiezo a prepararme para venir a fines de noviembre hasta fines de abril a EE. UU. y seguir con el mismo ritmo”, afirma.

Desde Utah, Franco desliza que “a nivel sentimental, Roca va a ser siempre mi ciudad. Siento mucho afecto, aún cuando se que va a ser difícil volver a vivir allá, porque mi actividad requiere montañas y nieve”. Y aunque anda por todos lados, no olvida nunca de donde viene.

Una breve biografía

Nacido en febrero de 1992 en General Roca, vivió acá hasta los 17, cuando partió hacia Bariloche para seguir su pasión. Es Instructor de Ski Nivel 3 de AADIDES, cuenta con su ISIA Card y lleva más de 10 temporadas trabajando en la nieve.

Entre otros lugares, trabajó en Vail Resorts – Park City Mountain Resort (Utah), Squaw Valley (California), y Cerro Catedral (Bariloche).  En el sitio www.thinksnow.com.ar se puede acceder a su perfil y conocer su servicio de lecciones de ski.

Nunca se olvida de Roca

Franco es nacido y criado en la ciudad, y según afirma, la lleva en el corazón “porque es donde fui creciendo, allá pasé muy buenos momentos”. Según explica, siempre trata de hacer una escapada para visitar la ciudad.

“A Roca intento ir siempre una o dos veces por año, después de las temporadas. Cuando termino la temporada en EE. UU. aprovecho para conocer un poco allá, viajo por Norteamérica un par de días, pero después de eso voy para Roca un par de veces por año. No es mucho, apenas unos días, pero alcanza para poder estar con la familia”, explica con alegría Franco.

Dos momentos especiales

  • “Creo que uno de los primeros momentos importantes desde lo profesional fue cuando pude aprobar el ingreso al Nivel 1 de Instructor de Ski”, rememora Franco.
  • “El otro es cuando aprobé el Nivel 3, porque ya sos reconocido a nivel internacional y se te abren muchas puertas laborales en el exterior. Y podés tener tu propia escuela”, afirma.

Editor Picks