Gustavo López, el hombre que le abrió la puerta al fútbol integrado

Cinco preguntas a Gustavo López

Desde su llegada al Deportivo Roca, Gustavo López revolucionó al club: le abrió la puerta a los chicos con capacidades diferentes y con el deporte como motor busca que puedan sentirse más incluidos dentro de la sociedad.

Luego de varios años de haber estado a cargo del equipo de fútbol, ahora es el encargado del Departamento Social del Naranja.

P- ¿Cómo será el proyecto 2018?
R- Ahora yo decidí dar un paso al costado de la dirección técnica del equipo de fútbol para poder encargarme un poco más de la logística, así puedo estar más cerca de los profesores de los otros deportes. El fútbol quedó a cargo de Chango del Castillo y Marcelo Fernández.

P- ¿Por qué decidiste trabajar con chicos con capacidades diferentes?
R- Fue una gran mezcla de cosas que la vida me fue poniendo en el camino. Situaciones personales que fui viviendo a nivel muy intimo. También mi deporte (triatlón) me llevó a ver que existía otro mundo en el deporte. En el exterior vi a personas discapacidades físicas severas y que corrían el Ironman al mismo nivel que todos. Vi eso y me di cuenta de la verdadera capacidad que tienen. A eso le sume la nula participación que vi en las carreras de la zona, entendí que no tenían espacios.

P- ¿Cómo es trabajar día a día con los chicos?
R- Al principio fue difícil, porque no tenía capacitación ni contactos de ningún tipo. Me abrí a recibir a todos sin ningún tipo de distinción. Lo que tienen los chicos es una química especial con la que hay que engancharse, ellos lo perciben y se brindan al 100%. Hay que escucharlos, es lo más importante de todo. Si tienen las ganas, logran cualquier cosa que se proponen. Con el tiempo te das cuenta que es tan sencillo conectar con ellos.

P- Acá en la zona, ¿los chicos tienen los espacios apropiados para hacer deporte?
R- A nivel general, más allá del Deportivo Roca, debo ser sincero y la cosa está muy difícil. Con respecto a las necesidades no se contempla a nivel institucional, a nivel estatal lo que los chicos necesitan. Faltan herramientas que adapten y permitan el mejor trabajo con las personas que tienen cualquier discapacidad. Y con esto me refiero a cosas que son lo más simple. Por ejemplo los baños y vestuarios adaptados. Hay que contemplar siempre a las personas con discapacidad. Lo triste que aveces encontrás, es que si van a cualquier institución que no tienen a alguien especializado no se animan a trabajar con los chicos.
Ojo, a mi me costó dentro del club cambiar la visión de los profes para que vieran entrenar y hacer deporte a los chicos.

P- ¿Qué es lo que hace falta en Roca para que los chicos se sientan más integrados?
R- La sociedad en general es muy solidaria, pero en su mayoría te dice: ‘yo puedo colaborar pero no me quiero involucrar, eso te lo dejo a vos que tenés eso especial que hace falta’. Por eso digo que la gente es solidaria, a veces por miedo a no saber como accionar prefieren ayudar de esa manera. Lo que si veo es que a veces la gente trata de no conectarse y eso hace falta.
Los chicos a veces lo que necesitan es eso, a veces sólo quieren hablar y charlar un rato sus inquietudes. Para ellos es muy importante, sentirse incluidos e integrados dentro de la sociedad y no que se haga la vista hacia un costado para no involucrarse. Obvio que también hace falta más compromiso estatal. Porque si la familia no tiene una situación económica fuerte, es muy difícil que puedan salir adelante y vivir en sociedad.

Editor Picks