Isabel, la bibliotecaria de que atiende las urgencias en la Ruta 22

Isabel Nahuelñir tiene preparados los sentidos para las urgencias: el oído para el sonido de los choques y las sirenas, la vista para saber dónde y cómo están los heridos, el tacto para colaborar en caso de ser necesario que alguien intervenga de forma inmediata.

Así, desde hace 24 años la bibliotecaria de J.J. Gómez colabora con quienes se accidentan en la intersección de Félix Heredia y Ruta Nacional 22, donde faltan herramientas para mejorar el flujo de tránsito.

Ella es vecina del lugar, quien al ver las circunstancias que la rodean decidió intervenir y ayudar a los que se encuentran en ese estado de desesperación.

“Es vivir con el corazón en la boca, cada vez que escucho un golpe salgo. No soy enfermera, pero tengo lo básico en casa. Es el instinto de ayudar con lo que una tiene”, relató la mujer sobre la tarea que voluntariamente se cargó al hombro.

Su colaboración abarca varias aristas: desde pedirle a otros conductores que frenen sobre la cinta asfáltica, evaluar el estado de los heridos hasta que llegue el personal médico, o acompañar a quienes permanecen inmovilizados tras el impacto.

“No recuerdo cuál fue el primer accidente en que colaboré; pero sí me acuerdo de las miradas de la gente, que viene a agradecerme. Nos ha tocado a la noche salir con algunos vecinos a la ruta para ayudar.

En el último accidente del fin de semana (en el que un auto terminó en el desagüe) nos organizamos con otra chica que era enfermera”, detalló sobre las experiencias ganadas.

Pedido al Concejo

En conjunto con sus vecinos, la mujer solicitó al Deliberante local que se refuercen las medidas de seguridad vial en la zona, para evitar que los accidentes sigan produciéndose.

“Pedimos que pongan un semáforo para que podamos cruzar, señalización más clara y que los conductores usen las luces. Tenemos barrios muy numerosos con gente que trabaja”, señaló la mujer.

“En el momento actúo, pero después me apoyo en la gente que me acompaña. Son muchas las cosas que una ve, y esa contención de la familia y amigos hace que una siga”, concluyó Isabel.

Es vivir con el corazón en la boca, cada vez que escucho un golpe salgo. Tengo lo básico en casa. Isabel Nahuelñir, vecina de Ruta 22 y Canale

Editor Picks