Los 99 años de una gran familia: Italia Unida

Gino Avoledo/Carlos Castillo

Inmigrantes y descendientes realizarán el sábado el tradicional encuentro para festejar. Hijos de pioneros contaron a “La Comuna” historias de aquellos primeros años en la ciudad.

Muchas son las historias que surgen en fechas de aniversario y cada italiano o hijo de inmigrante tiene la suya. La mayoría marcada por los efectos de la guerra, de grandes sacrificios, pobreza, trabajo duro y también marcadas por el amor.
Andres Ferravante es el vice presidente de Italia Unida y nos cuenta la historia de sus padres.

La rosa que cruzó el Océano
Giuseppe y María se casaron en 1950 en Italia, pero él debió partir rápidamente en barco hacia Argentina, donde lo esperaba su tío en Villa Regina, Ferdinando Ferravante, uno de los primeros pobladores de esa localidad.
Giuseppe logró asentarse en Regina, pero su esposa seguía en Italia. Muchas fueron las cartas que viajaron a Europa, pero la más importante fue la que llevaba en el interior de un libro, una rosa que él arrancó de un jardín. María recibió con alegría y nostalgia aquel hermoso detalle. En 1954 cuando Giuseppe la mandó a buscar, ella llegó al valle con la rosa que él le había enviado y que había recorrido el Océano de ida y vuelta.
“Esta rosa que hoy guardo celosamente en este libro, es esa rosa. Es la que le envió mi papá a mi mamá cuando estaba en Italia. Hoy ellos ya no están, pero me queda el símbolo de su amor”, dice Andrés Ferravante, tocando la flor, como si acariciara a sus padres.
Antes de viajar a Argentina, Giuseppe estuvo bajo bandera y fue soldado durante la segunda guerra mundial. Con María tuvo dos hijos, Mario Vito y Andrés. Los estudios alcanzados en Italia le sirvieron para recibirse de enólogo, profesión que ejerció en el Alto Valle, además de formar parte de la Asociación de Italia Unida.
Andrés es hoy el vicepresidente del Club, mientras que su padre estuvo en tres oportunidades en el cargo de presidente, cuando se la conocía como Asociación de Socorros Mutuos.
“Mis padres vivieron en Regina, pero luego se vinieron a Roca y formaron parte de la Asociación”, cuenta Andrés y explica que cada italiano que llegaba a cualquier lugar de Argentina era recibido por sus paisanos, ayudándolo a instalarse, brindándole trabajo y hasta con aportes económicos si era necesario, de allí el nombre de socorros mutuos.
La familia siempre fue algo muy importante para la comunidad italiana y es por ello que cada domingo, los inmigrantes se congregaban en el patio de la sede para afianzar lazos.
“Se hacía pollo a la parrilla y tallarines con salsa. El cocinero era Ernesto Cattini, quien tenía un secadero de frutas”, dice Andrés mientras muestra una foto de esos almuerzos, donde él es un bebé y está en brazos de su madre. Por otra parte cuenta que las paredes del edificio fueron construido por los mismos inmigrantes. “La mayoría de ellos eran albañiles y todo el material que les sobraba, lo donaban para construir la sede de calle Sarmiento y la levantaron con sus propias manos”, resalta.
Andrés tiene un comercio dedicado a la imprenta y en una de las paredes cuelga un cuadro de gran tamaño que contiene la forma típica de la bota de Italia.
“Este cuadro es uno de los cuatro que trajo el Enzo Martinazzi en 1972 de su viaje a Italia.
Una de las frases destacadas de ese cuadro reza: “Italia, Italia, Patria dei miei occhi e del mio cuore!” (Italia, Italia, Patria de mis ojos y de mi corazón).
Andrés nunca viajó a la tierra de sus padres y es una tarea pendiente llegar al lugar donde María y Giuseppe se conocieron, se casaron y soñaron con una familia y un futuro en nuestro valle.

Uno de los objetivos que tenemos en nuestro club es recuperar aquellas fiestas del inmigrante italiano”. Andrés Ferravante, Vicepresidente de Italia Unida.

Terrenos y fusiones desde hace 99 años

Con la finalidad de brindar actividades sociales, culturales y deportivas para los ciudadanos un puñado de vecinos (80 cuenta la historia) se reunieron para fundar lo que se llamó Asociación de Socorros Mutuos Italia Unida; el legado quedó inmortalizado un 29 de junio de 1919.
Los lazos con la tierra madre siempre estuvieron a la orden del día.
Hoy al celebrarse el 72° Aniversario de la República de Italia (2 de junio), autoridades y socios van recibiendo el cumpleaños 99 de la institución.
En sus comienzos el club ocupó varios espacios físicos, pero sin dudas el más representativo siempre fue el de Sarmiento y San Martín (actual sede social).
Durante su rica historia social aparecieron conceptos ligados a separaciones y fusiones; describe en cita -a José Ferravante, ex presidente del club- el Diario Río Negro del 27 de junio 1929, sobre la fusión de la Asociación Italiana de Socorros Mutuos con la deportiva Italia Unida: “Nunca hubo una separación neta, por el contrario, nos sentimos siempre unidos en defensa del patrimonio común. En 1963-65, volvieron a fusionarse ambas en la institución que actualmente se denomina Asociación de Socorros Mutuos y Deportiva Italia Unida (con 250 socios).
Volviendo a los comienzos, la entidad adquirió la primera propiedad dos años después de 1919. Se trató de 6 hectáreas (que costaron 23.000 pesos) y estuvieron delimitadas por las actuales calles Rohde, Buenos Aires, Mendoza y Alsina.
La primera reunión de la cual dio origen a la primera Comisión Directiva se realizó en la Municipalidad y actuó como presidente provisorio el señor Sergio Nicolini. Allí se eligió el primer presidente de la Asociación Italiana de Roca (Valentín Seratti).
En los archivos encontramos que la segunda adquisición inmobiliaria fue el terreno donde estuvo la empresa de transporte “El Valle” (hoy Carrefour), de 50 metros por 50 metros; ambos terrenos se mantuvieron como propiedad hasta que se decidió venderlos para afrontar gastos de su actual sede.
En principio la parcela fue de 50 metros de frente sobre calle Sarmiento y 100 sobre San Martín y 50 sobre Avenida Roca (se vendió la mitad).
En el año 1950 la primera secretaria de la entidad ya funcionaba en Sarmiento y San Martín; en 1956 y bajo la presidencia del señor Enrique Mignoni, se construyó el local social: dos salones de 160 metros cuadrados cubiertos cada uno, cancha de bochas, baños. Antes, en 1943, el panteón social en el cementerio.
En 1951 y bajo la presidencia de Alejandro Palmieri, la naciente asociación deportiva Italia Unida adquiría dos hectáreas donde ubicó su cancha de fútbol (hoy Estadio Luis Maiolino).
En 1971 el arquitecto Amadeo Jorge Saraco, de la comisión directiva, inicia la tarea de construcción del gimnasio cubierto.
En 1973 empieza la fusión con Tiro Federal y la cancha del barrio Quintu Panal forma parte del nuevo proyecto: Club Social y General Deportivo Roca (1 de septiembre de 1974).

Miembros de la actual comisión directiva

– Presidente: Enrique Pirrotta.
– Vice presidente: Andrés Ferravante.
– Secretaria: Milva Desprini.
– Prosecretario: Romina Micucci.
– Tesorero: Oscar Vignolo.
– Protesorero: Juan Marucci.
– Vocal Titular 1º: Miguel Carruozzo.
– Vocal Titular 2º: Mariano Marucci.
– Vocal Titular 3º: José Viale.
– Vocal Titular 4º: Patricia Fernandez.
– Vocal Suplente 1º: Alejandro Gresia.
– Vocal Suplente 2º: Javier Necchi.
– Vocal Suplente 3º: Dianco Chiachiarini.
– Fiscalizador Titular 1º: Roberto Caldart.
– Fiscalizador Titular 2º: Ricardo Dudilovsky.
– Fiscalizador Titular 3º: René Bogetti.
– Fiscalizador Suplente: Máximo García.

El sábado habrá una cena show con sorteos de 2 pasajes a Italia y 1 moto. El valor de la tarjeta es de 750 pesos.

Dato:

450 socios tiene actualmente Italia Unida. Se practica Voley, Básquet, Fútbol, Patín Artístico, Taekwondo; Taichi, Coro, Inglés-Italiano y talleres. Consultas al 4423596.

Editor Picks