Luis, el roquense que donó un riñón a su hijo y compitió en el Mundial de Ironman

Con 65 años y un riñón menos, nadó casi 2000 metros en el mar Mediterráneo, hizo 90 km en bicicleta y 21, trotando. Fue ayer en Niza, Francia.

Se trata de Luis Humberto Monti, un hombre que apostó a la salud de su hijo -cuando le donó un riñón en 2016- y a su salud a través del deporte y una alimentación saludable. Hace 10 años que entrena y participa de triatlones, “el objetivo era participar, que ya es un logro, y dentro de mi condición me fue bien”, contó a “La Comuna”.

El Mundial de Ironman 70.3 se disputó en Niza, Francia, y tuvo tres instancias: Luis nadó 1800 metros en el mar Mediterráneo, hizo 90 kilómetros en bicicleta y recorrió 21 kilómetros trotando. “Tuve un buen entrenamiento para ya tener el 50% del cuerpo recuperado, sin dolores sin nada”, especificó el hombre.

El roquense completó exitosamente la competencia en 6 horas 45 minutos 18 segundos. En estos momentos se encuentra en Barcelona junto a su hijo más chico.

Luis agradeció el acompañamiento incondicional de sus tres hijos (Angélica, Javier y Germán) y se su esposa Rosa, que “se quedó sola a cargo de la ferretería y yo en Barcelona”, dijo entre risas.

Además destacó el acompañamiento de su entrenador Andrés Montalti, licenciado en Alto Rendimiento Deportivo.


La historia detrás del deporte


El pasado 6 de septiembre se cumplieron 3 años del trasplante de riñón a su hijo Javier (43). Después de cinco años de espera, Luis pudo convertirse en el donante para su hijo. “No tuvimos buen asesoramiento médico porque me dijeron que yo no podía donar por mi edad”, relató.

Sin embargo, sin bajar los brazos, buscaron otra opinión profesional. “La edad no es un impedimento para donar órganos, el requisito es estar bien de salud, por lo menos en este caso”, aclaró. También se lamentó sobre la falta de información que hay sobre la donación de órganos.

El hombre sólo tuvo 3 meses de recuperación estricta, y a los 6 meses participó del ‘Triatlón Escape Isla Huemul’ que se disputa en Bariloche. Esto le permitió prepararse para el mundial, ya que se dedicó a distancias olímpicas.

No tengan miedo para donar órganos, yo no tuve impedimentos para seguir entrenando, y las actividades deportivas ayudan a la salud” expresó y añadió: “Lo que te intoxica es no hacer nada y no tener una alimentación adecuada”.

Editor Picks