Atraparon a un interno que se había fugado en una salida transitoria

Cuando lo hallaron amenazó con quitarse la vida, un juez lo convenció de no hacerlo y luego intentó escapar corriendo.

Hoy cerca de las 7 uniformados de la Brigada de Investigaciones de Roca, realizaron un allanamiento en una casa ubicada al norte de la ciudad en las calles Cisnes y Libertad para detener a un sujeto que tenía pedido de captura.

Según fuentes policiales, el detenido es un joven de 20 años de apellido Salazar y estaba preso por robos con arma de fuego y tras recibir una salida transitoria el año pasado no volvió al penal.

Los efectivos montaron un fuerte operativo en barrio Nuevo. Cuando el sospechoso notó la presencia policial, se encerró en el baño. Según fuentes policiales el hombre se roció con alcohol, empezó a prender fuego unas cortinas y amenazó con suicidarse si los efectivos no se retiraban de la vivienda.

El delincuente tiene antecedentes de autolesionarse. Por este motivo se notificó al fiscal de turno y al juez de Ejecución Penal Juan Pablo Chirinos.

Según informaron fuentes policiales que estuvieron en el lugar, “pasadas las 8 llegó el magistrado y convenció al sospechoso de ir al juzgado sin ser esposado y sin custodia policial”. Los uniformados le advirtieron al juez que el delincuente podía huir pero “él no hizo caso”.

El hombre caminó unos metros con Chirinos e intentó escapar corriendo. Los policías lograron atraparlo a cuatro cuadras en el techo de otra casa. Salazar ahora está a disposición de la Justicia.

Editor Picks