Autorizaron a revisar el fallo de Manzanas Blancas II

Poco más de un mes después de que se conocieran las condenas a los cinco imputados por Manzanas Blancas II, el Tribunal Oral Federal de Roca admitió los recursos de casación que presentaron los abogados de cuatro de ellos y la fiscal del caso, por lo que habilitó a que la Cámara Federal de Casación Penal revise el fallo.

El único que no se presentó fue el representante de Tany Cortez Molina. La revisión del fallo no es sinónimo de que se modifique.

En la resolución firmada por los jueces Armando Márquez y Alejandro Silva (el juez Carlos Müller no suscribió por encontrarse fuera de la jurisdicción) se declaró “la admisibilidad formal de los recursos de casación interpuestos por la doctora Silvia Ceci, en representación de Omar Pancari; el doctor Guillermo Leskovar Garrigós, en representación del imputado Gustavo Arnaldo; el doctor Rodolfo Yanzon, en representación del imputado Angel Salor Hoyas; la señora Fiscal General, doctora Mónica Belenguer y el doctor Carlos Segovia, en representación del imputado Tiziano Díaz”.

El tribunal federal (Foto: archivo)

Los jueces entendieron que “los recursos en análisis han sido deducidos contra una sentencia definitiva, resolución que el art. 457 del ordenamiento procesal penal indica como susceptible de tal remedio, además ha sido presentado dentro del plazo legal y respetando las demás exigencias formales que determina la ley procesal”.

Agregaron que esta instancia respeta la “garantía de revisión de todo fallo condenatorio que imponen los tratados internacionales de derechos humanos incorporados a nuestra Constitución Nacional”. Por ello dispusieron la elevación de las actuaciones a la Cámara Federal de Casación Penal para que se realice la revisión del fallo.

Las condenas

El 5 de febrero pasado se dictó el veredicto y cuatro días más tarde se leyeron los fundamentos de la sentencia. Allí se condenó a Ángel Salor Hoyas, el líder de la organización, a 9 años de cárcel por ser coautor penalmente responsable del delito de tentativa de contrabando, agravado en función de la naturaleza de la mercadería -estupefacientes-, destinada inequívocamente a su comercialización, y por haberse intentado con la intervención de tres o más personas.

El español se quebró en medio del debate, reconoció los hechos, pidió disculpas y dijo que el resto de los imputados no tenía nada que ver con la operación para tratar de enviar los casi 300 kilos de cocaína hacia españa escondidos en cajas de Manzanas.

Además se condenó a Omar Pancari también a 9 años de cárcel, al empresario roquense Gustavo Arnaldo a 7 años de prisión, al igual que Tiziano Díaz y a Tany Cortez Molina, que precisamente es el único de los condenados que no presentó un recurso de casación para revisar el fallo del Tribunal Oral Federal.

En el fallo los jueces además no hicieron lugar al decomiso del frigorífico emplazado sobre el lote B), parcela 005-F, chacra 293, Cervantes, en el que se hizo un trabajo de despaletizado y se cargó la droga dentro de las cajas de manzana, que luego fueron enviadas a la Aduana de Villa Regina. Ese había sido uno de los pedidos de la fiscal Mónica Belenguer, que ahora va a reiterar.

“Mi esposo no tuvo nada que ver”

Tiziano Díaz es uno de los cinco hombres condenados por Manzanas Blancas II. Él era el administrador de la nueva sociedad Kis Fruit Import, que reemplazó a su antecesora Cruxol Impex SLU, concebida por Salor Hoyas para ampliar el mercado de importación de frutas en España.

Desde España, la esposa de Díaz, Beatriz Merchán Chávez defendió al hombre y dio su versión de los hechos.

Beatriz Merchan Chávez hizo su descargo desde España

 

“Mi esposo no tiene nada que ver con el tema de la droga. Él sólo era un empleado de Salor Hoyas, era el administrador de la empresa. Tiziano antes trabajaba como empleado de Omar Pancari, que era el dueño de la empresa. Era el que vendía la fruta en el Mercado Madrid (una especie de Mercado Concentrador). Buscaba los clientes uno por uno y vendía la fruta que venía de Argentina. Cuando Pancari le vende la empresa a Salor Hoyas, le pide que lo contrate a mi esposo y aceptó”, relató la mujer entre lágrimas.

“Hace 13 años que vivía en España. Su función era vender la fruta que Salor Hoyas mandaba de Argentina. Era todo legal, todo controlado, porque en España los controles son muy estrictos. Está todo certificado. Cuando nos enteramos que habían detenido a Gustavo Arnaldo, que era el contacto de la empresa en Argentina, Tiziano fue al puerto a rechazar los cargamentos porque no quería tener que ver con ese tema. Luego se presentó espontáneamente ante la Justicia. Enseguida llamamos a Ángel (Salor Hoyas), que nos dijo que iba a preguntarle a su abogado qué había pasado y después desapareció. No lo vimos nunca más”, agregó.

La mujer, que hace ya varios meses que no ve a su esposo, detenido en el Penal 5 de esta ciudad, reiteró que “Ángel declaró en el juicio que mi esposo no tenía nada que ver, no se qué más necesitan para darse cuenta que mi esposo e inocente. Estamos sufriendo mucho, porque él no tuvo nada que ver. Presentamos todos los papeles, todas las pruebas, pero no nos escuchan. Vamos a apelar porque estamos convencidos de que Tiziano no tuvo nada que ver.

Editor Picks