Caso Solano: el dueño de Macuba fue denunciado por falso testimonio

La última vez que lo vieron con vida a Daniel Solano fue en el boliche Macuba de Choele Choel. Ayer el dueño del lugar, el conocido empresario de la noche Carlos “Tonelada” García, declaró como testigo en el juicio, pero para la querella mintió en su relato y también omitió cosas. Por eso lo denunciaron por falso testimonio.

El reinicio del juicio estuvo marcado por el rechazo a la recusación de los jueces María Evelina García Balduini, Oscar Gatti y Gastón Martín, por lo que el juicio continuará con los mismos magistrados.

Tonelada García, un ex jugador de fútbol de varios equipos de la liga de Valle Medio, ya había declarado dos veces y ayer relató que la noche de la desaparición de Solano, llegó a su boliche cerca de las 3 de la mañana y vio a un joven en la calle.

Dijo que le preguntó a un policía que estaba como adicional por el joven porque lo vio haciendo movimiento de karate, y le respondió que lo habían sacado porque estaba “molestando a unas chicas”.

“No había nadie más en la calle. No le di más importancia y seguí con lo mío. Eso fue un viernes a la noche. El domingo a la noche me llamaron de la comisaría para decirme que había desaparecido un muchacho que había estado en mi boliche”, contó.

Cuando le mostraron una foto de Daniel Solano dijo que sabía quien era pero que no lo había visto nunca en el boliche, pero cuando le recordaron su declaración anterior ante el fiscal, reconoció que la remera rayada que tenía puesta el muchacho de la foto, era la misma que tenía el joven que había visto afuera del boliche.

En el medio hubo varios “idas y vueltas” con la ubicación del joven que supuestamente vio parado en medio de la calle, la cantidad y ubicación de los policías adicionales que estaban en el boliche esa noche (tuvo que hacer un dibujo para ubicar a cada uno), si los conocía, sobre cuántos empleados tenía, entre otras cosas.

Además del boliche, el empresario fue propietario de una confitería que también se llamaba Macuba, tuvo a su cargo la concesión del bufet de la terminal de ómnibus de Choele, y además era propietario de una FM, en la que según él, nunca tuvo empleados.

Cuando le preguntaron si conocía a los policías imputados, dijo que los ubicada desde hace mucho, que todos habían hecho adicionales en su boliche, pero que no los reconocía por el nombre y que tampoco habían estado contratados como adicionales la noche que desaparición Daniel Solano.

Al finalizar su relato, el abogado querellante Leandro Aparicio (ayer estuvo acompañado por Sergio Heredia) lo denunció por falso testimonio e incluso solicitó su detención.

Luego de un cuarto intermedio, los jueces –por unanimidad– rechazaron el planteo de los abogados. El maratónico juicio continuará el martes que viene con la declaración de más testigos “comunes”.

“A los acusados los conozco porque han hecho adicionales muchos años en el boliche, pero no los puedo reconocer por sus nombres” Carlos “Tonelada” García

Editor Picks