Inseguridad en el Canal Grande: asaltos y ataques a estudiantes

Los asaltos y ataques en la vía pública son moneda corriente en Roca, pero una buena parte de los infortunios se los llevan jóvenes estudiantes en las zonas universitarias. Las mujeres son las que más denuncian y en muchos casos además de recurrir a las comisarías, utilizan las redes sociales para alertar.

Robo de celulares, mochilas y; hasta abusos y acosos sexuales se han reiterado en los alrededores de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales (Fadecs) de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo) y del Instituto Universitario Patagónico de las Artes (IUPA), ambos al norte del Canal Principal de Riego.

El testimonio de dos estudiantes de la Fadecs que fueron víctimas de ataques a sólo siete días de diferencia uno del otro, sumó preocupación e intensificó los reclamos.

“Somos el blanco fácil a ser atacadas (…) da mucho miedo, no sabes que te puede pasar”, contó una de las jóvenes, de 22 años, quien relató lo que le sucedió el miércoles pasado cerca de la medianoche cuando fue atacada por un hombre quien quiso robarle el celular en calle Perú casi Mendoza.

La esperaban dentro de un auto, sobre la vereda, que le obstaculizaba el camino a su casa (las residencias universitarias) en medio de la oscuridad. Un hombre se bajó y la atacó tomándola de un brazo. Pero no pudo lograr su cometido.

Abundan las quejas sobre la oscuridad en la zona del descampado de calle Perú, entre Mendoza y Río Negro. Foto: Andrés Maripe

Tras un forcejeo, un grupo de estudiantes que pasaba por el lugar, la ayudó antes de que se produjera el robo y que el hecho pudiera pasar a mayores. El hombre huyó a toda velocidad, y estuvo a punto de chocar con un colectivo.

“El hecho de ser mujer y tener que andar con 20 ojos más, o mucho más cuidado; te da mucha bronca”

Estudiante víctima de robo, 22 años, Fadecs UNCo

Todo pasó sin lamentos ni heridos, pero quedó en la joven un estado de miedo y preocupación a futuro, que se sumó al que ya tenía hace un mes, cuando sufrió hostigamiento por parte de un hombre en Gelonch casi Belgrano, lo que vivió como un intento de abuso.

“La semana pasada a un chico de las residencias le quisieron robar la moto. Días antes le robaron el celular a un chica. Le golpearon la boca en el forcejeo (…) Estamos muy desprotegidos, la facultad nunca hace nada y te sentís re insegura”, aseguró la joven quien pidió reserva de su identidad.

“Entre la facultad y las residencias hay un descampado, y siempre pedimos que hagan algo porque es muy oscura e insegura esa parte”, reiteró luego de hacer la denuncia policial.

Otra de las estudiantes contó que vivió un abuso sexual -simple- mientras iba camino a la facultad cruzando el canal grande, la tarde del martes 24/09. Un muchacho la interceptó, le dijo “tenés una mancha ahí” y le tocó un seno, más precisamente, un pesón.

Foto: Andrés Maripe

“Quedé descolocada, anonadada (…) me agarró completamente desprevenida, este tipo venía con dos compañeros más y atrás de estos, dos más”, contó la joven quien pidió más seguridad para que no ocurra ningún caso más.

“Yo viajo todos los días a cursar, y tengo mucho miedo cuando salgo a la noche pero, evidentemente, ya no hay horario para la inseguridad”, aseguró. “Un compañero me contó que a una chica le hicieron lo mismo en el IUPA”, agregó.

La inseguridad es terrible. Ya no hay horarios. Tengo una hija y me da terror no poder volver a casa algún día”

Estudiante víctima de abuso Fadecs, UNCo

Estadísticas extraoficiales

Los datos que recaban las agrupaciones estudiantiles alarman y las comunidades educativas comenzaron a organizarse para prevenir este tipo de hechos y reclamar acciones concretas al Estado Municipal y autoridades institucionales.

Muchos de los delincuentes se movilizan en motocicletas, solos o en pareja. Foto: Andrés Maripe

En el caso de la Fadecs, Rodrigo Cañumil, referente de la Corriente Estudiantil Popular Antiimperalista (CEPA), aseguró que muchas estudiantes también denuncian acoso sexual en cercanías a la Casa de Estudios. “Hace unos días, a las 14:30, dos hombres en moto le sacaron la mochila a una chica en Venezuela y Mendoza. Otra chica que iba por calle La Pampa, saliendo de la facultad, y sufrió un robo”, acotó el joven.

“En toda la manzana, incluyendo las residencias, ya van como 10 hechos de inseguridad contra estudiantes (este año)”

Rodrigo Cañumil, referente estudiantil Fadecs

En el caso del IUPA, “en los últimos dos meses hubo unos cuatro hechos”, aseguró Victor Diconca, referente de la Unión de Estudiantes de Arte (Unesa). “Entregamos una nota para pedir mas seguridad en los alrededores del IUPA. Estamos preocupados por eso”. Además, comentó que un grupo de estudiantes se autoorganizó con un petitorio para conseguir medidas concretas y más iluminación.

Le robaron el chelo a una chica a una cuadra del IUPA (…) también entraron a las residencias, no les importa la hora”

Victor Diconca, referente estudiantil IUPA

“Pedimos a las autoridades que implementen las políticas necesarias para resguardar nuestra seguridad como estudiantes”, agregó Cuñumil de la Fadecs y pidieron más iluminacion al Municipio.

Los puntos oscuros de Roca, donde falta la luz de noche, son lo que todos llaman “la boca del lobo” por donde ya nadie quiere pasar. No obstante, para algunos no hay vías alternativas para llegar a casa. El pedido de luminarias y, la poda de árboles y arbustos es el reclamo de base.

La alameda entre calles Rosario de Santa Fe y Damas Patricias suma peligros. Foto: Andrés Maripe

Respuesta institucional

La vicedecana de la Fadecs, María Raquel Calvo, aseguró que “hubo actos de vandalismo e intentos de robo de reflectores en la facultad el mes pasado, también destrozos en el cerco perimetral”, así como también, dijo, ataques y robos a estudiantes.

Es por esto que mantuvieron reuniones con agrupaciones estudiantiles y también con autoridades policiales de la Comisaría 31, quienes “se comprometieron a aumentar los rondines. Estamos en contacto y permanente control”, apuntó. El reclamo también fue hacia el Municipio, por más iluminación.

La facultad es un centro de atención para estos actos de vandalismo y robo, en momentos de crisis esto se ve más”

María Raquel Calvo, vicedecana de la Fadecs

Por su parte, las autoridades del IUPA señalaron que: “Sea uno o sean muchos (los casos), nos preocupan y nos ocupan”. Aseguraron que la atención sobre la integridad y seguridad de la comunidad educativa es permanente, al igual que la comunicación con la Comisaría 21.

Por otra parte, desde el 2018 están solicitando reforzar la presencia policial sobre calles Gelonch y San Luis, y anunciaron que tienen previsto poner en funcionamiento una guardia en el edificio.


Modus operandi: blanco aleatorio y a toda hora


Fuentes policiales de la Comisaría 21, dieron orientaciones para conocer cuáles son los modos más frecuentes de los delincuentes que atacan en la calle, específicamente en la zona del IUPA (barrio La Barda), el cual consideran un “foco” porque hay estudiantes circulando constantemente , muchas veces con objetos de valor, instrumentos, entre otras pertenencias.

  • No hay horario, ni día específicos para estos delitos, no sólo ante la oscuridad de la noche, ni sólo a la luz del día.
  • La elección de la víctima es aleatoria y dismintieron que sea sólo contra mujeres. Estiman que es un 50% contra mujeres y un 50% contra hombres, según las estadísticas de esa jurisdicción.
  • El delincuente suele aprovechar las distracciones de las víctimas. La persona que va hablando por teléfono -situación muy común- es presa frecuente.
  • Muchos de los atacantes se movilizan en motocicletas. Deambulan por la calle hasta que divisan a una posible víctima y la atacan.
  • En algunas ocasiones los delincuentes utilizan armas para apropiarse de las pertenencias de su víctima, frecuentemente cuchillos; aunque no siempre son asaltos de este tipo, sino arrebatos sin uso de la fuerza.
Por la zona del IUPA los estudiantes circulan a toda hora del día. Foto: Andrés Maripe

Desde la policía, recomiendan siempre hacer la denuncia, en todos los casos. “Pedimos que lo hagan porque sino no tenemos registro”, aseguró el funcionario y explicó que sobre la base de la elaboración de estadísticas pueden elaborar estrategias preventivas efectivas.


Los puntos oscuros, el nido del atacante


Las quejas apuntan al municipio por falta de iluminación en algunas zonas, que dan escondite a delincuentes para sorprender a sus víctimas.

En el caso de la UNCo, es el tramo de calle Perú desde Mendoza hasta la Río Negro, incluyendo el descampado entre la facultad y las residencias universitarias. En el IUPA, la zona oscura es la del Canal Grande entre Rosario de Santa Fe y Damas Patricias, donde se alza una larga alameda.

Cifras

  • 2 estudiantes de la Fadecs (UNCo) víctimas de intentos de robo y abuso sexual en sólo siete días (del 25/9 al 2/10)
  • 10 hechos de inseguridad en los alrededores de la Fadecs en lo que va del año, según registro de los estudiantes.
  • 4 hechos de inseguridad en los alrededores del IUPA en los últimos dos meses, estiman los estudiantes.

Editor Picks