“Mis sobrinos están viviendo con un violador y pedófilo”, dijo la tía de la nena abusada

Leticia, la tía de la nena de 11 años abusada por un policía, alertó que otros niños “están en peligro” puertas adentro de la casa del condenado, quien seguirá libre hasta que la pena quede firme.

Luego del fallo del tribunal que otorgó catorce años de prisión a un policía de Roca por abusar sexualmente de una nena de 11 años, familiares de la víctima mostraron su preocupación porque el hombre seguirá libre y continuará viviendo bajo el mismo techo con dos de sus hijos, una de 4 años y un bebé de 2.

Leticia, tía de la nena que descubrió el abuso e hizo la denuncia, fue la portavoz del reclamo al terminar la audiencia la semana pasada, quien manifestó su indignación porque el policía no irá a la cárcel todavía.

“Tengo mucha bronca, mi sobrina no puede salir tranquila con sus amigas a la plaza porque tiene miedo de cruzarse con él. Ya se lo ha cruzado en el centro y este tipo se baja del auto y le hace burla”, expresó.

Leticia dijo ante “Río Negro” que sus otros sobrinos están viviendo “con un violador y un pedófilo, y en peligro de que también les haga lo mismo a ellos”.

Es que según conoció este medio, el abusador continúa conviviendo con la madre de la víctima y los dos niños que tienen en común. Solo la víctima de 11 años fue separada del hogar y vive con sus abuelos.

Leer más: 14 años de prisión para el policía que abusó de una nena

“No estamos de acuerdo, pero cada uno toma sus propias decisiones”, expresó por la determinación de la madre que continúa en la misma casa con el condenado.

Se trata de un uniformado que desempeñaba funciones en la Comisaría 3° y está suspendido de la fuerza. Según se supo, no se le interpuso la prisión preventiva por presentar buena conducta por lo que aguardará en libertad el resultado de la apelación.

Violencia y sometimiento

Según la psicóloga Patricia Planes, existe una “relación de sometimiento y dependencia emocional” en casos como este, en el que la madre de la víctima sigue conviviendo con el condenado y abusador de su hija.

El abogado de la familia de la nena, Marcelo Hertzriken Velasco, señaló que la mujer conoció al policía cuando tenía 13 años y que tienen unos 30 años de diferencia de edad. “Está en una situación de vulnerabilidad, no tiene trabajo ni como mantener a sus hijos”, dijo el abogado. El letrado detalló que “probablemente haya sido víctima de violencia por parte del condenado”.

Planas explicó que en este caso existe una doble ligadura que padece la madre, “una desde las condiciones materiales y otra desde lo emocional”.

“Claramente no se siente segura de poder proveer a su hijos por sus propios medios y tampoco siente que haya recursos en el medio socio-familiar. Es una persona vulnerable”, explicó.

El letrado señaló que no pidieron la prisión preventiva pero probablemente lo harán a futuro “si el condenado no cumple con algunas de las pautas de conducta”. “Si llega a juicio en libertad es porque cumplió con todas las notificaciones”, mencionó Velasco y calificó al policía como un perverso que atacó a una pequeña indefensa.

Entre las normas de conducta que la policía le interpuso al hombre, deberá presentarse todos los lunes en la oficina judicial, no acercarse a la víctima y no podrá salir del país.

  • El hombre fue hallado culpable de atacar sexualmente a la niña con acceso carnal en un número indeterminado de veces y por corrupción de menores agravada.
  • 14 años de prisión es la pena que el tribunal le asignó por abuso sexual y corrupción de menores.
  • 11 años tenía la víctima en el momento de los hechos, que ocurrieron entre 2017 y 2018 en las 500 Viviendas.

 

 

 

Editor Picks