Octavio Gigli continuará con prisión preventiva

El Tribunal presidido por el juez Fernano Sánchez Freytes prorrogó por seis meses la prisión preventiva para Octavio Gigli, condenado a 19 años por el homicidio de su amigo Guillermo Martínez, ocurrido en agosto de 2015 en Roca.

Si bien la sentencia todavía no está firme, el tribunal de impugnación del STJ le confirmó la condena por lo que sólo le queda apelar a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

El fiscal Luciano Garrido manifestó que debido a que no se cumplieron los plazos máximos de prisión preventiva solicitó al tribunal una prorroga de 6 meses. Justificó su pedido afirmando que existe un “peligro procesal”, ya que “Gigli podría darse a la fuga o entorpecer el proceso”.

El representante del Ministerio Público Fiscal expresó que “es menester de este Ministerio que Gigli continúe con preventiva hasta que la condena quede firme. Los plazos máximos de la medida aún no se han cumplido, y tenemos en cuenta para hacer este pedido la actitud que ha asumido por el imputado luego del hecho, que no sólo se dio a la fuga sino que también salió del país por un paso fronterizo no habilitado. Para nosotros, el riesgo procesal de irse del territorio argentino sigue vigente, más aún con una sentencia unánime condenatoria y con la confirmación del Tribunal de Impugnación que no hizo lugar al pedido de la defensa y confirmó la condena”.

La postura tuvo la adhesión del abogado querellante Darío Sujonitzky. Por su parte, la abogada defensora sostuvo que no hay un argumentos firmes que justifiquen dicho pedido y demandó la inmediata libertad de Gigli.

La abogada de Gigli, Patricia Espeche, insistió en que el tribunal tiene que darse lugar al pedido de libertad para el Tano, ya que el acusado se encuentra a disposición de la justicia desde el 2016.

En el derecho a replica Espeche denunció que la justicia rionegrina está violando el código penal y que además no hay pruebas de que su defendido se pueda a dar a la fuga. Otro de los puntos que reclamos fue contra el tribunal, donde sostuvo que ellos parten de la culpabilidad del acusado y no desde la inocencia.

La audiencia duró alrededor de una hora y tuvo momentos “calientes” con un cruce verbal entre el fiscal y la abogada Espeche. Tras un cuarto intermedio, el Tribunal do a conocer su resolución, que implica la continuidad de la prisión preventiva.

Editor Picks