Tambalea la hipótesis de que la pequeña Sofía murió por un abuso sexual

La causa judicial por la que se intenta determinar la responsabilidad de Marcos González y Janet Neira en la muerte de Sofía -de 4 años- podría dar un giro inesperado tras un informe que fue elaborado en el Laboratorio Regional de Investigación Forense de Chubut, que indica que no habría existido abuso sexual.

Te puede interesar: Caso Sofía; investigarán a jueces y funcionarios que intervinieron en el caso

El estudio fue corroborado por un reconocido médico legista de nuestra ciudad quien ratificó que, en base a los informes relevados de la autopsia, de las historias clínicas, y de las pericias efectuadas “no hay lesiones, ni desgarros, ni signos claros demostrables con la existencia…” de un abuso de la niña quien en febrero de este año murió en un sanatorio de Roca tras ser derivada desde la localidad de Larmaque, en un caso que generó un fuerte impacto social.

Te puede interesar: Extendieron la prisión preventiva para el padrastro y la madre

De esta manera quedaría descartado el eje central de la acusación efectuada por el Ministerio Público Fiscal donde se responsabilizaba al padrastro de la niña, Marcos González, como autor material del abuso por el cual habría devenido la peritonitis por la que murió; y a Janet Neira como partícipe necesaria para que se concrete este delito, que tiene una pena de prisión perpetua.

Te puede interesar: Ya había una denuncia por malos tratos a Sofía y a sus hermanos

La fuerza de la acusación realizada por la fiscal Belén Calarco en la audiencia de formulación de cargos comenzó a desvanecerse con el paso de los meses, y es por eso que los funcionarios del Ministerio Público Fiscal se habrían visto obligados a avanzar en una renovación de la prisión preventiva. De esta manera, esperan obtener más tiempo para requerir nuevos informes y tratar de abonar o descartar definitivamente esa hipótesis.

Te puede interesar: “Dejen de protegerlos”, reclamó el padre a la Justicia

El informe

Según la información a la que pudo acceder este medio, fue la doctora Herrero Declouz quien realizó el estudio histopatológico/anatomopatológico. Y la doctora Adriana Pérez y el bioquímico Ignacio Álvarez los encargados de llevar adelante el correspondiente al de toxicológico y químico.

Todos ellos pertenecen al Laboratorio Regional de Investigación Forense, de la provincia de Chubut.

El trabajo de cinco carillas fue confeccionado en abril aunque recién en los últimos días trascendieron los resultados de los peritos.

El informe coincide en varios aspectos técnicos con los realizados en nuestra ciudad sobre el origen de la muerte de la pequeña -ocurrida en febrero de este año- aunque detalla de manera puntual (y ante una consulta efectuada por la fiscalía) que, como consecuencia de los resultados efectuados, “no se presentan lesiones” de abuso en las áreas de estudio.

“Si bien la hemorragia (NdR: refiere a la falla interna devenida de la peritonitis) es uno de los hallazgos que pueden encontrarse en el cuadro aquí mencionado, no es posible desde los elementos que surge de las pericias asignar un origen determinado ni descartar otras causas“, refiere el trabajo de los especialistas.

Cabe recordar que con anterioridad, en la autopsia elaborada por el Cuerpo Médico Forense, se había descartado otro tipo de lesiones de la pequeña en la zona vaginal aunque en la zona del recto -según se indicó- existirían lesiones “compatibles” con un abuso sexual. Ese fue el motivo que originó el pedido de nuevos estudios donde finalmente esta hipótesis se descartó.

¿Por qué murió Sofía?

El informe del médico legista del Poder Judicial -al cual tuvo acceso este medio- detalló que le muerte de la pequeña Sofía se produjo por un “síndrome de disfunción multisistemática por choque séptico originado por la peritonitis cuya causa no pudo determinarse en estas actuaciones, siendo recomendable (otros) estudios histopagológico de las muestras reservadas“.

“En el caso del presunto abuso de Sofía, no hay lesiones, ni desgarros, ni signos claros demostrables de la existencia de coito…”, indica el informe elaborado por el profesional del Poder Judicial.

Cabe recordar que fue un médico cirujano del Sanatorio Juan XXIII quien realizó la primera denuncia del supuesto abuso sexual al cual habría sido sometida Sofía, minutos después de intentar realizar una operación para salvarle la vida.

El médico legista también brindó información respecto a este tema y detalló que esas “manifestaciones clínicas de abuso sexual que han sido diagnósticadas” podrían tener relación con el propio proceso infeccioso, por los procedimientos realizados durante la cirugía o bien por los efectos que tiene la anestesia en los distintos órganos del cuerpo.

¿Seguirán detenidos?

La prisión preventiva de Marcos González y Janet Neira se mantendrá hasta el 4 de diciembre y allí la fiscal Calarco deberá evaluar si ya cuenta con las pruebas necesarias para llevar el caso a juicio, o si bien cambia la calificación de la causa en caso de que no surjan nuevos informes que contradigan este teoría.

La pareja quedó detenida horas después de que la pequeña ingresó al sanatorio Juan XXIII, como consecuencia del grave cuadro que presentaba. Tras ser sometida a una cirugía, donde sufrió dos paros cardiorespiratorios, la niña fue internada en el área de terapia intensiva y finalmente el 4 de febrero falleció.

La primera hipótesis y la que mantiene la fiscalía es que la niña sufrió un abuso sexual que derivó en una peritonitis que finalmente provocó el grave cuadro de Sofía. Ahora, habrá que esperar a que surjan nuevos elementos que puedan sostener esta línea de investigación.

Editor Picks